Internacional Nacionales Titulares

Los ONCE datos que debes saber sobre asesinato de hondureña a manos del Rey del Cachopo

Cachopo
Copa America Ikal

El jurado popular declaró a Cesar Román, más conocido como “El Rey del Cachopo” culpable del homicidio de su exnovia Heidi Paz, de 25 años de edad.

Las autoridades probaron los indicios de culpabilidad que se presentaron en el juicio contra “El Rey del Cachopo”. Aquí te mostraremos los once datos importantes sobre el caso.

Lea También: Presidente de España anunció que se donará 15 millones de vacunas más al mecanismo COVAX

  1. ¿Quién es Cesar Román, El Rey del Cachopo?

A Roman, lo conocían por desempeñarse como un empresario exitoso en Madrid, España, donde tenía un restaurante llamado “A Cañada Delic Exprecience”, ahí recibió muchos premios gastronómicos.

En un año y medio abrió cinco cocales y creó una franquicia. Su apodo “El Rey del Cachopo” viene de un plato estrella que brindaba a sus clientes, una receta asturiana.

  1. La víctima era hondureña

Heidi Paz, de 26 años de edad, nació en Honduras. De acuerdo a información del jurado, ambos se conocieron a finales de abril del 2018, cuando ella comenzó a trabajar como camarera en uno de sus restaurantes.

Días después, iniciaron una relación amorosa y decidieron ir a vivir juntos en un piso de la calle López Grass 28 de Madrid.

  1. La descuartizó

El veredicto alcanzado por unanimidad prueba que, Cesar Román, asesinó a Heidi paz el 5 de agosto del 2018, en la casa donde vivían. La descuartizó y le realizó incisiones para dificultar que la identificaran y la dejó en una maleta, dentro de una nave alquilada en el barrio de Usera.

El acusado troceó el cadáver, separó la cabeza, brazos y piernas del tronco, este último lo metió en bolsas negras de plástico para basura.

  1. Huyó

Inmediatamente de deshacerse del cuerpo de su exnovia, pidió un taxi y se llevó los restos. Más tarde, según las declaraciones, le cortó los senos donde tenía silicona e intentó quemarlos en el monta cargas del sótano de la nave.

Román, dejó de utilizar su teléfono y se dirigió hacia Zaragoza, donde se movilizaba con diferentes identidades falsas, encontró donde dormir y trabajaba como cocinero.

Lea También: VIDEO: Pentágono confirma el avistamiento de 14 OVNIS rodeando un barco

  1. Captura de “El Rey del Cachopo”

Tras varios meses de búsqueda, el 16 de noviembre, agentes policiales dieron con el paradero del asesino y lo capturaron el lugar donde se hacía pasar por otra persona y desde entonces está en prisión provisional.

  1. ¿Culpable o inocente?

Por unanimidad se llegó que el acusado es “culpable” de asesinar a Heidi Paz. El tribunal ahora decidirá la pena que se le impondrá.

  1. Sentencia por homicidio

La acusación particular y popular solicitan 15 años y cinco meses de prisión por homicidio y por descuartizamiento. Sin embargo, los abogados de la familia de la víctima pidieron 28 años por asesinato.

  1. Relacionó a Heidi con el narcotráfico

La estrategia de defensa consistió en poner en duda que los restos pertenecían a Heidi. Sostuvo que, ella robó 12 kilos de cocaína y se escapó para ocultarse de una banda de narcotraficantes.

Incluso, relató que, los delincuentes lo amenazaron junto a un comisario con pistola si no les decía dónde estaba su exnovia y que ese es el motivo por el que huyó hasta Zaragoza, no por su relación con el homicidio.

Lea También: Mujer le corta el pene a su jefe después de que este intentara violarla

  1. Ella lo quería dejar

La fiscalía cree que, él pudo matarla porque no soportó el hecho que se quisiera distanciar de él.  Ella quería tomarse un tiempo para pensar en su relación y le dejó una nota donde le decía que se iba “unos días”.  

  1. El Rey del Cachopo estuvo antes en la cárcel

Roman, estuvo privado de su libertad en la Gaditana de Puerto II, en 2008, por lesionar a un cliente con un vaso en un bar. Además, lo condenaron a 15 meses de cárcel por saltarse una orden de alejamiento de su exmujer y golpearla en presencia de su hija.

  1. Da entrevistas desde prisión y continúa de cocinero

Debido a que su caso se hizo viral, pidió a un educador de la penitenciaria ser cocinero y tiene derecho a una videoconferencia con su hermana para utilizar el teléfono y salir en programas de televisión.

“Yo no he matado a nadie, ni a Heidi ni a nadie. Y no tengo nada que ver con la muerte de nadie. La mejor prueba de que yo no he participado en nada de esto es, precisamente, que no aportan pruebas”, indicó en una entrevista reciente al periódico “El Mundo”.

Cablecolor
El Milagro