Nacionales

“Los Cachiros” aprovecharon un Estado de Emergencia para lograr contratos

La ATIC constató la existencia de 12 contratos otorgados por la desaparecida SOPTRAVI con empresas de los Rivera Maradiaga

La Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) tiene en su poder unos 12 contratos que la Secretaría de Obras Públicas Transporte y Vivienda (SOPTRAVI), ya desaparecida, otorgó a “Los Cachiros” éstos estarían firmados por el extitular de dicha dependencia, Miguel Pastor, quien también fue alcalde de la capital Tegucigalpa.

Además aparecen siete contratos que el excapo, Devis Leonel Rivera Maradiaga, recluido en Estados Unidos por narcotráfico firmó con Hugo Alfredo Ardón Soriano, representante del Fondo Vial.

Lea También: El Cachiro podría quedar libre y empezar una nueva vida

Tras las declaraciones vertidas por Rivera Maradiaga en la Corte Federal de Nueva York a inicios de marzo, donde el implicó a varios empresarios, funcionarios, políticos, policías, militares y magistrados, ha puesto a las autoridades del Ministerio Público a realizar investigaciones con algunos de los salpicados.

Más de 28 proyectos de infraestructura se agenciaron “Los Cachiros” en el período del 2010-2014.

Según la información revelada por medios locales este miércoles, “suman un total de 19 proyectos en manos de los investigadores”, aunque continúan investigando en cinco dependencias del Estado, aseguran.

Más leído: Fabio Lobo al Cachiro: “Con usted todo… a mil por mil”

Los documentos que se han hecho públicos destacan que la mayoría de los contratos que se agenciaron los Rivera Maradiaga se dieron después de una tormenta tropical denominada “Agatha”, misma que abatió al país en mayo del 2010 y se decretó un Estado de Emergencia, ese período fue utilizado como la excusa perfecta para que el cartel más grande de Honduras, lavara alrededor de 150 millones de lempiras ejecutando 28 proyectos de infraestructura.

Uno de estos documentos es el “contrato de construcción de obras para atender la emergencia en el tramo, Jano-Guata de la red vial no pavimentada del departamento de Olancho”, explica.

El contrato se otorgó mediante el Decreto Ejecutivo No PCM-029-2010 de fecha 6 de junio del 2010, el cual tendrían una duración de dos meses, con obras valoradas en 8,255,218.50 lempiras, señala la información.

En el documento está estampada la firma del entonces director ejecutivo del Fondo Vial, en representación del Estado de Honduras, Hugo Alfredo Ardón Soriano y actuando en representación de la Inmobiliaria Rivera Madariaga Sociedad Anónima de Capital Variable “INRIMAR SA de CV” Devis Leonel Rivera Maradiaga.

Las autoridades han logrado identificar una serie de contratos que fueron firmados entre los años 2010 y 2014 por los funcionarios de Soptravi, mediante sus dependencias, la Dirección General de Carreteras (DGC) y el Fondo Vial con el cartel de los Rivera Maradiaga.

Se conoció que algunas de empresas de Los Cachiros, fueron creadas por los mismos funcionarios y exfuncionarios de SOPTRAVI, para lograr acaparar los proyecto con mayor facilidad.

Así han logrado establecer la participación en actos irregulares de tres ex funcionarios, un titular de SOPTRAVI, un exdirector de Carreteras y un ex asesor presidencial de un gobierno liberal.

ENEE sobrevaloró contratos por más 80 millones

Al menos 80 millones de lempiras fue producto de la sobrevaloración de contratos entre la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y los Cachiros en la de construcción de un proyecto de viviendas en la represa hidroeléctrica Patuca III ubicado en el departamento de Olancho.

Gabriela Castellanos coordinadora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), expresó que el el proyecto otorgado a la empresa Concretos del Norte S de R.L (Conor) relacionada con el cartel de Los Cachiros y otras, tuvieron una valoración de 80 millones de lempiras.

“Nosotros señalamos a varios funcionarios actuales así como personas ya que no están en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, desde el gerente de la empresa, así como personas que estuvieron en el Comité y que aprobaron ciertas compras”.

Exgerente de la ENEE, Roberto Martínez Lozano, se excusa

El exgerente de la ENEE; Roberto Martínez Lozano, negó rotundamente la participación en la firma de los contratos con las empresas de “Los Cachiros” y se justificó diciendo que:

“La empresa que llegó allí que se llamaba INRIMAR (Inmobiliaria Rivera Maradiaga), en aquel tiempo hace seis años, no sabíamos de quién era, ni nadie en Honduras sabía, ahora con lo que está pasando en Estados Unidos es que se saben los nombres”.

Abracemos a honduras