coronavirus
Nacionales

La ingenua caída de Fabio Lobo

coronavirus

Uno de los narcotraficantes “más exitosos del mundo” terminó cayendo en una trampa infantil que le tendió su mismo socio, el Cachiro.

El hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, Fabio Lobo, a quien la Fiscalía estadounidense lo tildó como de los “narcos más exitosos del mundo mientras operó con “Los Cachiros”, fue capturado irónicamente tras una trampa gestada por su “amigo” y “socio”, Devis Leonel Rivera Maradiaga, exjefe de la mencionada agrupación criminal.

La Fiscalía de Nueva York presentó el pasado 28 de febrero a la Corte estadounidense, pruebas referentes al juicio que se le sigue a Lobo, parte de estas datan de conversaciones que mantuvo Fabio con Devis Leonel, en éstas, se refleja la manera como rayó la inocencia del vástago del exmandatario hondureño.

Fabio Lobo fue catalogado por la Fiscalía estadounidense, como uno de los “narcos más exitosos del mundo”.
Lea También: Fabio Lobo al Cachiro: “Con usted todo… a mil por mil”

En primer lugar, Lobo, era consciente de que el Cachiro se había rendido a la justicia norteamericana a principios del año 2015, y desde allá creyó en las palabras de Rivera Maradiaga, orientadas en la amistad y en la sociedad del tráfico ilegal de estupefacientes.

Fabio se derrite en elogios hacia el exjefe narco, dando pie a lo señalado: “tú has sido bueno conmigo… y el aprecio que siempre he tenido por ti… mirá, haría cualquier cosa por ti… iría a la luna y volvería”.

Y agregó: “siempre de pie, en el pie de la bandera, solo esperando aquí… como un halcón y emocionado… como una novia de pueblo”.

Lobo se mostró sobreexcitado, emocionado, pero sobre todo, confiado en Devis Leonel, fue creyente en la palabra del Cachiro y su final resultó el más irónico.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, orquestó la caída de Lobo.
Lea También: Hasta Canadá llegaron los asesinatos de “Los Cachiros”

Según la información, Rivera Maradiaga se contactó varias veces con Lobo, a principios de marzo del 2015, al menos dos pláticas concretadas fueron claves para la captura de Lobo.

El Cachiro gestó la captura de Lobo, planteándole a éste un escenario millonario, al menos 62 millones de lempiras, “… con ese billetón que va a agarrar ahí…”, le dijo Rivera Maradiaga a Lobo, quien supuestamente recibiría 2.7 millones de dólares, por la adjudicación de 300 kilogramos de coca de un cargamento.

Un capo mexicano también participaría en la operación, sin embargo, se trataba de un agente encubierto de la DEA. Finalmente acuerdan que “el movimiento”, como lo expresó el Cachiro un 11 de mayo del 2015, se realizaría en Haiti.

Lobo viaja hacia el país caribeño, específicamente un 20 de mayo del 2015, arribó a Puerto Príncipe, Haití, donde ya lo esperaba la DEA para efectuar su captura, tal como ocurrió.

Lea También: Los proyectos que el gobierno de Pepe Lobo le concedió a “Los Cachiros”

Parte de las conversaciones de Lobo con el Cachiro:

LOBO: Y entonces… ya estaba preocupado. Ya me… ya me había dejado listo y alborotado…. Como novia de pueblo. CACHIRO: No, hombre, lo que pasa es que usted sabe que… que hay que hacer bien las cosas, hombre, para… LOBO: Sí. CACHIRO: …que salga todo bien, porque aquí es bien delicado. LOBO: Sí, y la… y la… ¿Entonces qué me…? ¿El amigo va a decir… él tiene entonces las instrucciones? CACHIRO: Sí, él… él tiene todo ahí. Para la otra semana sería. LOBO: Ah, bueno. CACHIRO: Sí. LOBO: Entonces yo espero. CACHIRO: Sí, comando, ahí, para que se ayude ahí, hombre. LOBO: Gracias, hombre, y, eh… [U/I] acá, el de… de acá de la [U/I], ¿verdad? CACHIRO: Sí, no, está bueno. Comando, ¿y la casa aquella, la vendió? LOBO: Sí, hombre, [U/I] que estábamos en la… en la crisis, entonces llamó un [U/I] ahí, y entonces necesitábamos pagar eso. CACHIRO: ¿Y a quién…? LOBO: Porque usted sabe que las deudas… CACHIRO: ¿Y a quién se la vendió? La… ahorita se la hubiera comprado yo. LOBO: ¡No! Ay, bueno. CACHIRO: Sí, hombre. LOBO: Vea… estoy vendiendo el apartamento, si quiere. CACHIRO: ¿Cuánto pide por el apartamento? LOBO: Ciento cincuenta. CACHIRO: ¿Y adónde es? LOBO: Aquí en el Portal del Bosque. CACHIRO: ¿En el Portal del Bosque? LOBO: Viene siendo [U/I] que estaba pidiendo ciento… ciento ochenta, pero con usted no hay pérdida, hombre. CACHIRO: No LOBO: Es de mi doña, pero…pero necesitamos venderlo. CACHIRO: Vea, me lo debería regalar, hombre. LOBO: No hay problema, yo se lo regalo. Usted es el que manda. CACHIRO: Con ese billetón que va a agarrar ahí. LOBO: Ojalá, vea. CACHIRO: Ah, ve. . No, está bueno, comando. ¿Y el papá qué dice? LOBO: [U/I] por usted, como se ha portado bien conmigo y… y el aprecio de toda la vida… Vea, con usted todo. Al mil por mil. CACHIRO: No, usted sabe que ahí estamos, comando. LOBO: Y ando con este teléfono… en la bolsa [U/I] este teléfono, no pues. CACHIRO: Estaba…estaba [U/I] usted, ¿verdad? LOBO: [U/I] alborotado, como la novia del pueblo. CACHIRO: Dijo usted: “Se olvidó del amigo… de los amigos”. LOBO: “Se olvidó del amigo”. Vea, quiero… queremos ir allá, fíjese. CACHIRO: Ajá. LOBO: Para su zona. CACHIRO: ¿Cuándo? Bueno, después de que… LOBO: [U/I] CACHIRO: Después de que hagan el movimiento se viene para acá. LOBO: Queremos ir a su zona con la amiga ahí y estarnos un par de días e ir a visitarlo ahí. CACHIRO: Sí, hombre, y viene acá a mirarme. LOBO: Sí, queremos ir a verlo. Ahorita en junio queríamos ir. CACHIRO: Sí, está bueno. LOBO: En las vacaciones de las niñas. CACHIRO: Está bueno, está bueno. Pero [U/I] el movimientillo primero. LOBO: Sí, es correcto. Sí, porque sin movimiento, le digo, no hay nada, insisto. CACHIRO: Sí, sí, sí, sí. LOBO: Ni modo, entonces yo esperaría, comando, la cuestión esa. CACHIRO: Sí, sería ya por esta otra semana, comando. Yo lo voy a llamar a usted como el lunes o martes, creo. LOBO: Va. CACHIRO: Ya, para que ya quedemos ya en lo que. LOBO: Me avisa. CACHIRO: Vaya. Yo creo que este señor hoy… hoy le va a escribir a usted ahí. LOBO: Ah, OK, gracias. [U/I]. Yo ni había dormido pues, esperándolo, sentado en la computadora. CACHIRO: Ahí usted de pendiente. LOBO: Bueno pues, comando. CACHIRO: Dele, comando, y… LOBO: // No, hombre, y si quiere el apartamento no hay problema, hombre [U/I]. // CACHIRO: ¿Y… y cómo hago ahí para mandarlo a ver? LOBO: No, que me llamen a este número. CACHIRO: Vaya pues, entonces ahí lo voy a… ahí lo van a llamar entonces. LOBO: Vaya pues. CACHIRO: Vaya, comando. Ahí estamos pendientes entonces. LOBO: [U/I], comando. [U/I]. CACHIRO: Pase feliz día y me saluda a la amiga. LOBO: Igual, igual. CACHIRO: Me saluda a su papá. LOBO: Perfecto. CACHIRO: ¿Qué… qué hay de su papá? LOBO: Pues mire que ahí nos lo pasamos en Olancho ahora. CACHIRO: Oh, ¿lo pasaron allá? LOBO: // [U/I]… [U/I] en Olancho, y por eso lo pasamos nosotros [U/I] ahí. CACHIRO: Ajá. LOBO: Y de todos los amigos que tenía, compañeros, no hay ni uno, amigos no. CW-2: No, hombre. Ay… LOBO: Sí. CACHIRO: ¿Y Juan Orlando cómo se está portando con él, pa? LOBO: Vea, con él más o menos. CACHIRO: Ah. LOBO: Con él va, con él va. CACHIRO: Sí. LOBO: Con él va, con él. CACHIRO: Sí. LOBO: Pero ya la gente… la gente cercana, como la primera, la ex primera dama y todos no… CACHIRO: Sí. LOBO: Todo es diferente, comando. CACHIRO: No, hombre. LOBO: Es que yo creo que este hombre… ¡Ay! Yo creo que es que el hombre está pensando que [U/I]. CACHIRO: Sí, sí, sí, sí. LOBO: Y se supone que todo lo que suba, baje, y… y lo importante es la amistad. CACHIRO: Así es, la amistad siempre prevalece. LOBO: Sí, siempre prevalece, comando. CACHIRO: Sí. ¿Y… y Miguel Pastor… y Miguel Pastor qué ha sido? LOBO: Pues es que Miguel Pastor, usted, me contó mi papá que lo había visto en el… en el aeropuerto el otro día. CACHIRO: Ajá. LOBO: Sí, le estuve hablando para… después de eso y nunca me contestó, a ver qué hay [U/I], usted. CACHIRO: ¿Y Hugo? ¿Pues Hugo siempre sí ayuda, verdad? LOBO: Hugo siempre está allí. CACHIRO: Hmm. LOBO: Sí, Hugo sí está ahí. CACHIRO: Oh, ya, ya. LOBO: Sí. [U/I] CACHIRO: Vaya pues, comando, entonces un abrazo en la distancia ahí, hombre. Lo quiero mucho, hombre. Cuídese ahí. LOBO: Igual. [U/I]. Igual, comando. CACHIRO: Dele, comando. LOBO: Igual, comando. Gracias y… CACHIRO: OK. LOBO: Bueno

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
coronavirus