fiestas-patrias
Nacionales

“La ausencia de mi hijo me está matando” manifiesta madre de Enoc Pérez

Enoc

Después de nueve meses de la desaparición de su hijo, Karina Chinchilla, madre de Enoc Pérez, dijo “ya no poder más”, al no saber nada de su pequeño.

El menor de edad Enoc Misael Pérez, desapareció el pasado 2 de diciembre de 2019 en el municipio de Tela, Atlántida.

Lea También: Yani Rosenthal cuenta su verdad por primera vez, AQUÍ LOS DETALLES 

A través de Facebook, Chinchilla pidió a la población en general  que oren por ella, al no poder más con la ausencia de su hijo.

Asimismo, en el mismo post de la red social expresó sentirse cansada de fingir, cuando por dentro está vacía.

enoc facebook

Por el mismo medio, la progenitora del infante afirma que a pesar de la lucha y el tiempo, no deja de creer en Dios.

“Sabemos que pedimos a un Dios justo, por favor les pido no dejen de orar por mi muchacho, yo sé que le veré de nuevo”, escribió Chinchilla.

Lea También: A balazos matan a hondureña y su hijo en Tijuana

Desde el día que sucedió el rapto del niño, su madre no toma descanso en la búsqueda para encontrarlo, hasta el punto de sentirse agotada por el sufrimiento.

Recientemente, publicó los últimos mensajes que intercambiaron con Enoc, antes de que este desapareciera de la vivienda.

Mensajes Karina

“Mis esperanza cien por ciento y mi fe puesta en Dios, que volveré a ver a mi bebé”, manifestó Karina Chinchilla a un medio capitalino.

Recuento del hecho

El menor de 12 años regresó a Tela, Atlántida, el pasado 18 de noviembre, a pasar vacaciones donde sus abuelos.

Su desaparición ocurrió el 2 de diciembre, cuando sujetos invadieron la casa de Rubilio Arturo Pérez, abuelo de Enoc, a quien secuestraron junto al infante y también a Cindy Xiomara Castro, niñera del pequeño.

Lea También: España pedirá a la UE que reactive la búsqueda de Enoc, niño secuestrado en Honduras

Poco tiempo después, encontraron los cadáveres del abuelo y de Israel Humberto Ramos, tío del niño, en las inmediaciones cercanas a la vivienda.

Más tarde, hallaron el cuerpo sin vida de la cuidadora, los tres cuerpos tenían signos evidentes de asesinato.

Después de nueve meses del siniestro, su madre agotada y agobiada no deja de buscarlo.

madre de enoc

Etiquetas
Abracemos a honduras