Nacionales Politica

Jorge Chavarría: “No soy capaz de investigar a Celso Gamboa”

Partido IP poder del amor

Fiscal General dice que él y su esposa ven como un hijo al magistrado

Ante la idea de que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia pidan la renuncia al fiscal general de la República, Jorge Chavarría Guzmán habló esta mañana en el programa Café y Palabras del analista Claudio Alpizar.

Chavarría aprovechó para hablar de su trayectoria en el Poder Judicial y el Ministerio Público, sus relaciones con expresidentes de la República, así como con el magistrado de la Sala III Celso Gamboa.

Ante todo, Chavarría insiste en que siempre ha actuado conforme a la ley y que, en el momento en que no deba investigar un caso por nexos con el implicado, de buena fe se hará a un lado.

Fue José María Tijerino quien recomendó a Chavarría para que fuera viceministro de Seguridad.

El Fiscal General inició hablando de su experiencia como fiscal en casos como La Penca y la investigación que se hizo al expresidente Luis Alberto Monge, primero de ese tipo en Costa Rica, además del sonado caso en contra de Ricardo Allen.

Hizo también hincapié en su labor como consultor internacional, en la que ha dado consejos a distintos estados latinoamericanos en la formación de ministerios públicos.

Sus posiciones: 

Pero las preguntas importantes empezaron a llegar por parte de Alpizar y de a pocos Chavarría empezó a explicar cómo fue su acercamiento con la expresidenta Laura Chinchilla, a quien llegó por medio del exministro de Seguridad José María Tijerino.

Comentó que fue Tijerino quien lo llamó para ser el viceministro en esa administración, mientras estaba en República Dominicana dando consultorías. Narró que en un principio no quería el puesto, pero fue su responsabilidad con el país el que lo llevó a aceptarlo.

Jorge Chavarría pidió desestimar una causa contra Chinchilla por viajar a Perú en un jet privado.

Cuando el analista le mencionó los comentarios sobre ayudas de Laura Chinchilla para su nombramiento como fiscal general,  Chavarría aseguró que ni ella ni ningún otro expresidente lo recomendó.

“Yo no me enteré de que nadie me recomendara. Yo inicié con dos votos, y había otros candidatos adelante mío, pero la votación se trabó y fue hasta la octava que fui electo”, acotó el fiscal.

La conversación siguió sobre los casos como Crucitas, La Trocha, el viaje de Laura Chinchilla a Perú en un avión privado y el de la empresa China con Recope, todos relacionados con PLN y exjefes suyos, el Fiscal General dijo entender el sentir de la gente, pero que no puede acusar donde no hay delito.

“Eso lo entiendo yo desde la perspectiva del ciudadano. Le cuento que hay que ser valiente para hacer lo que yo hice en un país donde la gente es tan virulenta y tan poco reflexiva”.

“La primera conciencia que hay que tener en el cargo de fiscal general es que es un fiscal general un estado de derecho y que hay que pronunciarse le guste o no le guste a la gente, le guste o no le guste a un partido político”, se extendió Chavarría.

Chavarría mencionó también que el diputado Ottón Solís lo ha llamado para hacer investigaciones.

Lo más polémico:

Pero la entrevista siguió con temas álgidos. Cuando Alpizar mencionó la labor periodística, Chavarría dijo sentirse perseguido por la prensa con el caso de la importación de cemento desde China: “Lo que yo he sentido es que hay un medio en particular que está tejiendo una novela en relación al caso del ‘cementazo’ y es el caso de CRHoy”.

Indicó que los únicos hechos investigados en este momento por el Ministerio Público son la relación de Otto Guevara y Víctor Morales Zapata con el empresario Juan Carlos Bolaños, del cual se pidió la desestimación.

Siguió con el caso del préstamo de 25 millones de dólares por parte de Banco de Costa Rica al mismo empresario, el cual, dice Chavarría, es suficientemente complejo como para investigarlo. Comentó que la auditoría aseguró que no había irregularidad en el empréstito, por lo que solicitaron que también fuera desestimado.

Al ser cuestionado por su relación, tanto profesional como personal, con el magistrado de la Sala III Celso Gamboa, el Fiscal General aseguró que no se siente capaz de investigarlo, ni emotiva ni éticamente. “Es mi deber separarme de cualquier caso en el que esté Celso”.

“Yo considero que con Celso tengo amistad íntima. Conozco a su madre, la aprecio a su madre. He estado en fiestas en su casa desde que era muy joven y mi esposa y yo lo regañamos como si fuera nuestro hijo” se sinceró Chavarría.

Dijo también que ha pedido a sus subalternos más cercanos que, en caso de que haya un caso cercano a su persona, se abstuvieran también de participar en las investigaciones.

Cerca del final del programa Chavarría expuso que en varias oportunidades diputados y otros funcionarios le han hecho distintas peticiones. Dijo, por ejemplo, que Ottón Solís lo ha presionado para que se investigue a algunos de sus enemigos políticos, que, no obstante, no se puede considerar ese hecho como tráfico de influencias.

 

Cablecolor Cablecolor

6 Comments

Clic aquí para dejar su comentario

  • Por qué no lo dijo antes?.. y dejó el espacio para que otro lo hiciera.. eso es traicion a la Patria…Cuando pensábamos que no era posible que nos decepcionara más de lo que lo ha hecho en TODA su gestión como fiscal..

  • Lo que me oarece es que es ridículo no poder aplicar la ley a los que cinsidera ” sus hijos”.
    Van en contra de de todo porqué el pueblo lo puso allí para hacer justicia sin miramientos.

  • Respetos al Fiscal General, particularmente por su honestidad en cuanto a la relación con el Magistrado Gamboa, Magistrado este el cual a mi entender lo convirtieron en una figura del circo gubernamental y mediático con tal de desviar la atención del fondo del tema: Los prestamos del BCR a JCB y las acciones mediadoras de altos funcionarios ejecutivos y legislativos del gobierno para que se facilitara este préstamo.
    Juan Carlos Bolaños es como “Miss Simpatía”; con todo mundo buscó relacionarse y con todo mundo se relacionó. Lo diferente es que a algunos los manipuló o los compró. Celso Gamboa no está, a mi gusto, en esa lista. Celso sencillamente es un hombre bueno e incluso inocentón que no ha captado que en política todos buscan aniquilarlo y sí, con algunos defectos personales como que aparentemente le gustan los guaros.
    Pero que no es corrupto, yo apuesto 100 a 1 a que no lo es.

  • Decir que no puedo investigar a alguien es como decir que no sé hacer mi trabajo…debería preguntarme si salgo antes de que me despidan por incompetente…

El Milagro