Nacionales Titulares

Jaime Rosenthal, a dos años de la partida del visionario y exitoso empresario hondureño

Boxi

Su cualidad visionaria de la actividad productiva y proteger la vida humana sacando provecho al poder de la naturaleza, manifiesto en las inundaciones periódicas del Valle de Sula, propuestas en su momento por el empresario y político sampedrano, Jaime Rosenthal Oliva, siguen más vigentes que nunca.

Dos años sin las palabras mesuradas y sabias del líder empresarial, dos años sin el esposo, padre y abuelo insigne no son años sin su fuerza, su inteligencia y energía que viven en la descendencia y en los nuevos proyectos florecidos a la sombra fresca del genio emprendedor como legado trascendente.

Los estragos del huracán Eta como de la tormenta tropical Iota en varios de los 12 municipios del departamento de Cortés, son el visado de urgencia con el que el gobierno etiqueta hoy la construcción de las represas Llanito y Jicatuyo, una visión que don Jaime, a dos años de su partida que se cumplen este martes 12 de enero, planteó con tanta anticipación que sorprende que nunca se hicieran realidad.

La faz pensativa y calmada de don Jaime que describe la revista Forbes, es la narrativa de un tomador de decisiones que erigió 50 empresas, abrió más de 12 mil empleos, generó inversiones y divisas por exportaciones que movieron el Producto Interno Bruto y hoy, atesorando ese legado, nuevamente emergen en la propuesta de unidad de Yani Rosenthal a la presidencia de la república.

“Las empresas deben diversificarse hacia todos los negocios con potencial futuro y pensar en el largo plazo, aunque hoy solamente registren pérdidas”, invocó en esa semblanza Forbes, en lo que hoy asemeja ser una receta adecuada a la realidad de Honduras.

Diversificación inviable sin una conducta de “austeridad”, sin más deudas y gozando de una buena calificación crediticia que permitieron calificaciones categoría A de prestigiosas clasificadoras de riesgo.

El total de sus obligaciones de deuda, hasta junio de 2013 estas apenas significaban el 27% de sus pasivos totales, y su flujo de operación representaba 0.65 veces de la deuda financiera de corto plazo más la de largo plazo neta; es decir, el corporativo goza de una saludable posición financiera, lo que le permite generar márgenes de rentabilidad positivos.

Hoy los estanques y criaderos de la Fundación biológica-educativa que creó, los colaboradores, maquinaria, salones de sesiones y espacios que hizo florecer atestiguan en silencio la conquista de horizontes más amplios para el emprendimiento y puesta en escena de la productividad nacional.

Hoy la memoria tortuosa de los fenómenos climatológicos que asolan al país son espejos donde se asoman las formidables estructuras de las represas idealizadas en la visión del banquero futurista como lo fue don Jaime, un espíritu que ilumina un nuevo camino y al mejor timonel para la Honduras de hoy.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Internet cable color
Abracemos a honduras