Internacional

IMPACTANTES IMÁGENES: Este es el rostro del hombre mordido por un tigre en Bangladesh

Partido Partido IP poder del amor

Hashmot Ali esperó 20 años para mostrar sus heridas. Hoy está en la etapa previa a las operaciones reconstructivas.

La vida de Hashmot Ali, hoy de 45 años, cambió radicalmente en solo segundos. En 1995, un tigre lo atacó mientras pescaba en Bangladesh y sufrió terribles heridas que lo dejaron al borde la muerte.

Lea También: Identifican a la primera “niña árbol”

Ali estaba recostado en su bote, amarrado a un pequeño muelle desolado. Dormía. Fue luego de una pesca tranquila. Quería llevar un par de peces a su hogar para alimentar a su familia.

Se encontraba en uno de los traicioneros canales entre los bosques de Bangladesh cuando súbitamente un tigre saltó sobre él y comenzó a atacarlo hasta desfigurarle la cara.

Las graves lesiones provocadas por el felino fueron sanando, pero lo volvieron un hombre ermitaño por más de 20 años. Ali quedó irreconocible y mostrarse en público lo avergonzaba, por lo que utilizaba un pañuelo que cubría la mitad de su rostro.

Ahora decidió recuperar la vida que tenía antes del ataque, mostró al mundo sus impactantes secuelas y planea reconstruir su cara sometiéndose a una serie de cirugías estéticas.

“Necesito desesperadamente que mi cara sea mejorada. Es muy importante volver a lucir normal. Quiero mi vida con orgullo. No quiero ocultarme más detrás de esta máscara”, expresa.

Ali está casado y tiene tres hijos, se encuentra Dhaka, la capital de Bangladesh, realizando las consultas previas para comenzar con el tratamiento reconstructivo. Según el médico que lo atendió, la reconstrucción total del rostro podría demorar dos años y demandaría varias intervenciones.

No obstante, un par de años más de espera parecen no perjudicarle, pues está decidido a recuperar su vida y liberarse de los complejos que lo han acechado por más de dos décadas.

Así luce el rostro de Ali

Advertencia.

Las siguientes imágenes contienen material perturbador que puede herir la sensibilidad, se recomienda discreción.

Cablecolor Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro