once noticias
Nacionales Titulares

DE LA GLORIA AL INFIERNO: 11 frases de Ilsa Vanessa Molina

castgo

La hondureña brilló en los desfiles patrios de 2005 como una de las palillona más bellas, pero toda esa ‘luz’ se volvió tinieblas cuando años más tarde fue parte del desfalco al IHSS.

Lea También: CONFIRMAN CÁRCEL  para ex modelo Ilsa Vanessa Molina por lavado de activos

Era el 15 de septiembre de 2005… Ilsa Vanessa Molina Aguirre destacaba entre las palillonas del Instituto Central Vicente Cáceres durante los desfiles patrios en Tegucigalpa.

Su belleza y esbelta figura fueron el trampolín que la lanzó al mundo del modelaje, sin que esto le impidiese continuar sus estudios hasta obtener una licenciatura y una maestría.

palillona Ilsa Vanessa Molina

La joven comenzó a trabajar como visitadora médica en una empresa capitalina y en esos años conoció a José Alberto Zelaya, quien en ese entonces fungía como jefe de Compras y Suministros del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Con Alberto Zelaya iniciaron una relación sentimental en la procrearon una hija, que al final Ilsa crió como madre soltera. En esos años de romance, la expalillona se hizo varias cirugías estéticas que la hicieron todavía más atractiva.

Su vida de lujos era presumida en redes sociales; la joven viajaba por el mundo… Europa, Estados Unidos y pisó tierras tan exóticas como China, mientras detrás de ese telón, se fraguaba el caso de corrupción más emblemático de la historia de Honduras.

palillona Ilsa Vanessa Molina

Según lo documentado hasta ahora en las investigaciones, su extravagante estilo de vida y el de los demás involucrados en el escándalo, era financiado con los fondos provenientes del Seguro Social.

Lea También: Once frases polémicas en boca de Manuel Zelaya Rosales

Declive

El 15 de diciembre de 2014, el Ministerio Público emitió una orden de captura en contra de la exmodelo por su participación en el latrocinio del IHSS y desde entonces acaparó portadas y titulares hasta ser reconocida como “la palillona”.

Por toda esa presión mediática, a principios de 2015 Ilsa decidió cruzar “mojada” la frontera de Estados Unidos, al no poder salir legalmente de Honduras por estar bajo investigación.

Su vida iba cada vez más en picada, y el 5 de enero de 2015 fue detenida junto a otros inmigrantes en Nuevo México.

En ese momento pidió asilo humanitario a las autoridades norteamericanas argumentando temer por su vida y serios problemas de salud de su hija; petición que le fue negada tras un año de permanecer recluida en un centro para migrantes.

El 22 de junio de 2016 Ilsa Molina regresó deportada a Honduras y de inmediato fue detenida por las autoridades.

palillona Ilsa Vanessa Molina

El 5 de diciembre de ese mismo año, se declaró culpable de lavar casi 10 millones de lempiras a través de la empresa de “maletín” denominada Insumedic y fue condenada a 12 años con tres meses de prisión, de los cuales ya ha cumplido dos.

El pasado 8 de enero de 2018, esa sentencia fue ratificada luego que la Corte rechazara el recurso de apelación interpuesto por la defensa.

Entre la penumbra y despojada de todo lujo, Ilsa Vanessa Molina cumple su condena en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS) en Támara, Francisco Morazán.

Recordamos once frases dichas por ella en medio del escándalo:

“Estoy en una situación difícil por la salud de mi hija que no ha sido estable, tuve un parto de alto riesgo”

“Me cerraron muchas puertas por qué me lo han atribuido todo a mí”

“Esto se ha manejado como que yo he andado escapando de la justicia, pero yo en ningún momento he andado escapando, simplemente he visto por el bienestar de mi bebé”

“En este show mediático  a mí se me ha acosado, para mí ha sido triste”

“Adquirí el cargo de gerente de Insumedic con un poder que me extendieron los socios de la empresa, no es que yo soy dueña de la empresa”

“En este momento de tormenta, ellos (los socios de Insumedic) me dejaron sola en todo esto y ahora son testigos protegidos y me fueron a culpar y asumir la responsabilidad de todo esto”

“Ellos dicen que Ilsa Vanessa recibió 9.2 millones de lempiras, no recibí nada a mi nombre, lo recibió Insumedic”

“En el momento que yo me voy fuera del país, por mi situación de mi embarazo, yo no podía seguir porque era mi vida o la de mi hija, en eso entró la junta interventora”

“Me han botado mi honorabilidad, pienso que no debería ser, porque todos somos seres humanos y no somos perfectos”

“No tengo temor de ir a la cárcel porque yo no hice algo ilícito”

“Ese título de palillona me lo han puesto y sí representé a mi colegio como orgullosa centralista, pero yo estudié, me gradué y adquirí experiencia por eso fui gerente de esta empresa”

palillona Ilsa Vanessa MolinaEn el caso Insumedic – IHSS fueron miles de folios de prueba documental y pericial los que demostraron cómo la expalillona participó en el megafraude, valiéndose de su amorío con José Alberto Zelaya, quien hasta el día de hoy permanece prófugo de la justicia.

Abracemos a honduras
Pepsi