Internacional

El horror de la crisis del cólera, mata a cientos de niños en Yemen

TERRIBLE: Cuatro enfermos en la misma cama, pacientes que les colocan el suero sentados en su vehículo porque los centros asistenciales están saturados.

La violencia y los conflictos en Oriente Medio y el Norte de África ponen en peligro la salud de 24 millones de niños en Yemen, Siria, Gaza, Irak, Libia y Sudán, donde los daños que sufren las infraestructuras sanitarias privan a los niños de atención médica esencial.

Los servicios de agua y saneamiento se ven comprometidos, provocando la propagación de enfermedades transmitidas por el agua. Mientras, no hay atención médica preventiva ni alimentos nutritivos suficientes para satisfacer las necesidades de los niños.

Lea También:

FRANCOTIRADOR rompe récord al matar un militante de ISIS

En los hospitales abarrotados de enfermos con cólera, reina el silencio y los pacientes no tiene ninguna expresión en sus rostros.

Con la sobrecarga del centro asistencial, el personal no cuenta con los suministros o conocimientos, razón evidente por la que el cólera se está rápidamente.

Otro factor que se suma a propagación de cólera, es que el agua limpia en Yemen es un lujo. Según fuentes informativas, a los empleados municipales no se les paga hace cinco meses. No tienen electricidad, hay demasiada basura acumulada en la calle y el alcantarillado dejo de funcionar desde el 17 de abril, diez días después surgió el brote de cólera.

Lea También:

(VIDEO) Niños desafían embravecidas aguas para llegar a la escuela

El Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC, por sus siglas en inglés) es el principal proveedor de atención sanitaria y control de infecciones y está tratando cerca de uno de cada cinco nuevos casos de cólera del país.

Yemen sufre ahora una triple tragedia: la población vive sitiada, mientras sufre la violencia de la guerra sin poder trabajar o tener acceso a alimentos nutritivos y atención sanitaria; el colapso económico ha provocado el aumento de la criminalidad; y ahora sucumbe ante esta crisis de la salud pública.

Todo esto nos está llevando a lo que podría ser el mayor brote de cólera de nuestro tiempo. El ministro de Salud, Mohamed Salem bin Hafiz, ya ha tildado el brote de “sin precedentes”.

“La violencia está paralizando los sistemas de salud de los países afectados por conflictos y amenaza la supervivencia de los niños”, ha dicho Geert Cappelaere, director regional de UNICEF para Oriente Medio y Norte de África. “Más allá de las bombas, las balas y las explosiones, muchos niños se están muriendo en silencio de enfermedades fácilmente prevenibles que podrían ser  tratadas”.

Lea También:

ONU denuncia asesinatos de niños en Mosul

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp