Economia Nacionales

Hondureños temen posible eliminación del TPS

Boxi

En enero 2018 podría acabarse el sueño americano para más de 56 mil compatriotas que están amparados bajo el estatus de protección temporal (TPS).

La cruda política contra los migrantes del actual presidente de los Estados Unidos Donald Trump y las fuertes declaraciones de del secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, avivó la inquietud de miles de centroamericanos al señalar que los inmigrantes que gozan de este privilegio migratorio deberían pensar en volver a casa.

Más leido: Piden convertir el TPS en residencia legal a inmigrantes hondureños

La micro y macroeconomía de Honduras tiembla ante esa posibilidad y auguran una caída histórica, debido a que los compatriotas en el extranjero envían a través de las remesas más de cuatro mil millones de dólares al año, Según Hugo Noé Pino expresidente del Banco Central de Honduras. Y si hablamos de exportaciones las cifras son millonarias en tilapia, banano, legumbres, café hortalizas, oro y langosta.

Milton Jiménez ex canciller de la República apuntó que Honduras no está preparando para recibir a los deportados, por lo tanto, las consecuencias serían devastadoras.

Aunque el panorama no es alentador, hay hondureños como Mercedes García que vive en Houston desde hace 10 años y expresa tener fe de una ampliación del TPS, porque a EUA le conviene la mano de obra hondureña y que ellos pagan puntualmente sus impuestos.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo que el estatus temporal  está en la mesa de conversaciones con Estados Unidos y este 15 y 16 de junio se reunirá con sus homólogos de El Salvador y Guatemala en la cumbre económica y de seguridad en Miami Florida, donde se planteará al vicepresidente Mike Pence la ampliación del TPS.

Más leido: AUTORIDADES NORTEAMERICANAS consideran que hondureños bajo el TPS deben regresar al país

Nicaragua y Honduras fueron amparadas por el TPS en 1998, tras la destrucción provocada por el huracán Mitch, mientras que El Salvador recibió esa designación en 2001 por el entonces presidente el republicano George W. Bush, después de una serie de terremotos.

Hasta el momento, no cesan las marchas de cientos de indocumentados y defensores de los inmigrantes de Honduras, el Salvador y Nicaragua quienes no sólo esperan la renovación del TPS sino que desean que el gobierno de Trump, les ofrezca la permanencia legal.

Los hondureños fueran y dentro de nuestra nación esperan la decimocuarta ampliación, porque las deportaciones masivas provocarían un colapso social, ante la cruda realidad de desempleo e inseguridad de la región.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro
cablecolor
Abracemos a honduras