Nacionales

¿Honduras es realmente soberana?

La hija del E.

Distinguidos analistas hondureños ven la soberanía como un reto, sin embargo, sueltan algún consuelo citando que la mayoría de las naciones no lo son

A propósito de la celebración de este viernes donde se conmemora el 196 aniversario de la independencia de Honduras, nos preguntamos qué hay de fondo, ya un poco reflexivos, ¿somos realmente independientes como nación?

Distinguidos pensadores a nivel nacional reconocen que lamentablemente no lo somos, ¿por qué?

“Si entendemos que la soberanía es cuando un Estado toma sus propias decisiones, sin injerencias de nadie o de ningún otro Estado, entonces realmente en Honduras no lo somos”, afirma una experta hondureña en Ciencias Políticas.

Agregando que somos parte de la égida de Estados Unidos, que “nos usa como su patio trasero, con la economía de enclave que ellos instauran en el país, ellos deciden y toman el control económico, a partir de ese control viene el control político, cultural, etc.”, deplora.

No obstante, otros son del criterio que la globalización hace que la soberanía sea un concepto utópico, irreal, teniendo en cuenta que ningún Estado se puede aislar, citando ejemplos como el de la Unión Europea, en el que los Estados miembros han renunciado a sus emblemas y monedas para aceptar una sola en aras al interés monetario.

Lo triste es que países como el nuestro evidencian una cruda realidad de que poco importa si somos o no soberanos, lo que impera hoy por hoy es provocado por “un modelo capitalista y neoliberal donde solo prima el interés financiero por sobre la persona humana, donde algunos empresarios y malos gobernantes pasan por encima del pueblo y de los recursos naturales llevándose todas las riquezas pero que muy pronto ellos mismos acabarán siendo víctimas del daño causado”, enfatizan los profesores de Ciencias Políticas, en cuanto a la ausencia de soberanía que prevalece en la mayoría de la región latinoamericana.

¿Cómo contribuimos a llegar a la soberanía?

Se debe crear una identidad nacional, denunciar la politización de partidos políticos inmiscuidos en todas las instituciones que les privan de la soberanía.

Denunciar la corrupción, nunca aplaudirla, no admirar ni premiar al corrupto, no alabar ni venerar al que usó la “inteligencia” para amasar fortunas a costas de la corrupción y hoy ocupa un cargo de distinción, por ahí se empezaría a formar el camino a la soberanía como nación, recomiendan analistas en el tema.

DATO:

El 15 de septiembre de 1821 se declaró la independencia de Honduras y Centroamérica de la colonia española cuando se firma el Acta de Independencia, sin embargo, fue hasta 1838 que Honduras se independiza de Centroamérica.

CC IK poder del amor