Deporte Deporte Nacional

Hermano de Kenny Cunningham: “Cuando le dije que habíamos perdido por penales se puso a llorar”

tendencia Fiestas Patrias poder del amor Ikal

Tanto el hermano mellizo de Kenny Cunningham, Kevin, como su esposa Natalia Orozco manifestaron a la prensa lo duro de estas últimas horas y lo impactante de verlo en su estado actual en el hospital.

Tras estar a solo un paso de tocar la gloria, al enfrentar al Olimpia de Honduras en la Final de la Liga Concacaf, el sueño se cortó cuando Kenny cayó tendido sobre el césped del Nacional al minuto 19 del segundo tiempo.

El ariete quedó inconciente, razón por la cual la tensión creció en la cancha y las gradas del estadio, donde su familia lo apoyaba.

“Estábamos toda la familia en el estadio, le di tiempo para que se pudiera levantar. Cuando el saltó, sentí que no iba bien. Pero no me podía poner nervioso porque mi mamá estaba en el estadio. Empecé a rezar y observé que José Garro empezó a gritar, bajé las gradas. Me fui por detrás del estadio y brinqué uno de los portones, no sé ni cómo lo hice”, dijo Kevin al programa radial 120 minutos.

En ese momento Kevin saltó la barda el foso que separa al público de la cancha y corrió tan rápido como pudo hasta donde estaba su hermano, a punto de ser ingresado a la ambulancia que lo trasladaría hacia el hospital.

“Les dije a los paramédicos que arrancaran la ambulancia, les dije ¡cálmense y vámonos! Le dije que encendiera la sirena; llegamos al hospital y Kenny no respondía, venía mal. Entramos al hospital y yo lo agarraba, le gritaba, le decía que despertara y que no me dejara solo y gracias a Dios se pudo recuperar”, relató el gemelo del delantero.

Su esposa y sus hijos también fueron espectadores del accidente, sin embargo su esposa entró en shock y no pudo moverse por un buen rato.

“Fue el susto más grande de toda mi vida, estaba totalmente arriba en la gradería y no sabía qué pasaba. Como estaba tan arriba me asusté mucho. Vi que la gente corría, no pude bajar porque las piernas me temblaban. Empecé a llamar a todo mundo y nadie me contestaba”, comentó Natalia.

Por suerte y gracias a la rápida acción de paramédicos y doctores, Kenny recobró la conciencia e inmediatamente preguntó por el resultado del Santos.

“Cuando entré a verlo me preguntó cuánto iba el partido, entonces le dije que habíamos perdido por penales y se puso a llorar”, contó Kevin.

 

Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro