Davivienda
Turismo

Golfo de Fonseca, una diversidad de sitios por descubrir

Ikal Cablecolor nicky

Como un escondite del Océano Pacífico, protegido entre manglares en tierras bajas, un archipiélago que asoma tal gendarme atento al horizonte y playas que invitan al esparcimiento; así es el paradisíaco Golfo de Fonseca.

Desde su bocana, da paso a hermosos paisajes que se distribuyen de forma dinámica entre los tres países circundantes: El Salvador, Honduras y Nicaragua.

En tiempos precolombinos, toda esta zona perteneció a la cultura Chorotega, lugar de donde toma su nombre el actual departamento hondureño de Choluteca.

Cuenta con tres ciudades costeras; San Lorenzo en Honduras, La Unión en El Salvador y Puerto Morazán en Nicaragua.

El Golfo de Fonseca es poseedor de una apetecida riqueza marítima, que da sustento a centenares de familias de los países confluentes.

Para asegurar la sostenibilidad de su fauna y flora, los diversos grupos de pescadores, productores y demás mipymes reciben apoyo de parte de organizaciones internacionales, tanto en financiamiento como en capacitaciones.

Como atractivos, el Golfo de Fonseca ofrece encantadoras vistas panorámicas de sus diversas islas, entre ellas la Isla del Tigre en Honduras; allí se ubica el Puerto de Amapala.

Aquí se hacen realidad fantásticos encuentros con la fauna, como la ballena jorobada.

Los turistas pueden disfrutar de emocionantes paseos en bote, bajo la conducción de experimentados guías.

Esta zona es muy conocida por los cultivos de camarón y tilapia, en tiempos más recientes se incluye a  otras especies de peces.

Otra de las visitas que atraen a los visitantes son las salineras.

Los manglares forman parte del sistema natural de protección de sus costas y a la vez son fuente nutrición y comercio pues es el hábitat de apetecidos moluscos como curiles, almejas y conchas.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Davivienda
El Milagro
Abracemos a honduras