Deporte Nacional

GALERÍA | Así fue el reconocido Chelato Uclés en su juventud

tendencia Fiestas Patrias poder del amor Ikal

Desde muy temprana edad, el futuro para José de la Paz Herrera Uclés, más conocido por el famoso apodo de “Chelato”, ya pintaba muy prometedor. Sin duda, su larga trayectoria dejó una huella imborrable en el corazón de todos los hondureños.

El pasado miércoles (28.04.2021) pasó a la historia como la fecha en que el país perdió a un extraordinario compatriota que, colocó la bandera de las 5 estrellas muy en alto hasta sus últimos días.

Es importante resaltar que, Uclés, se consideró como uno de los mayores exponentes del futbol hondureño, por sus aficionados, jugadores, al igual que varios entrenadores del territorio.

Lea También: Personalidades reaccionan tras la muerte de “Chelato” Uclés; “el día más temible”

Inicios de icónico persojaje

Chelato, comenzó como jugador mediocampista del Atlético Español, equipo fundado en la familia por José Arturo Uclés, misma que se disputaba en la Liga Mayor Francisco Morazán.

Asimismo, en el año 1962 jugó a la par del legendario futbolista Raúl “Joyo Chele” Barahona, mismo que Uclés consideró como un enorme privilegio.

De igual manera, Herrera formó parte del Club que debutó en la Liga Nacional, un 18 de julio de 1965 ante el Honduras Progreso y que perdió 0-3 en el estadio Humberto Micheletti.

Lea También: En el Estadio Nacional darán el último adiós al histórico técnico hondureño Chelato Uclés

Tras su regreso de Argentina en el año 1969, Chelato Uclés, a sus 29 años se estrenó como entrenador de Liga Nacional al mando del Club Motagua de Tegucigalpa, mismo con el que logró el subcampeonato con un récord de 27 juegos disputados, 13 ganados  y 9 empatados.

Posteriormente, en 1970, “el Profe” pasó a ser el técnico del grupo más popular del país, el Club Olimpia de la ciudad capital.

San Pedro Sula le abrió las puertas con una nueva propuesta en 1973, en donde el “Maestro” armó el equipo que sería tricampeón nacional y que logró el primer título para la ciudad industrial en 1974.

Sin embargo, el mayor triunfo se lo llevó, al ser contratado como entrenador de la Selección Hondureña en 1980, cargo con el cual sobresalió por llevar a Honduras a su primer Mundial de la historia en 1982.

 

Así siguió liderando a la selección de los azules durante los procesos rumbo a México en 1986, al igual que Italia en 1990.

Sin duda, el brillante recorrido de José de la Paz en el deporte, lo llevó a convertirse en el icónico personaje amado por miles de hondureños.

Cablecolor
El Milagro