Internacional Nacionales

Fiscales de la región investigan caso de corrupción más grande de Latinoamérica, podría incluir a Honduras.

Odebrecht también intentó hacer negocios en Honduras con la ENEE en varios gobiernos


SÃO PAULO.- Los fiscales de Brasil y otros 10 países acordaron pasar a un nuevo nivel de cooperación en sus investigaciones de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht SA.

Colombia, Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, México, Panamá, Portugal, Perú, República Dominicana y Venezuela, coordinarán procesos judiciales para establecer a dónde fueron a parar los 788 millones de dólares que la constructora brasileña otorgó en sobornos.

El escándalo de Odebrecht ha repercutido en América Latina después de que la compañía admitiera en un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos en diciembre que pagó un total de casi 800 millones de dólares en sobornos a funcionarios de varios países para obtener grandes contratos de obras públicas.

Marcelo Odebrecht, presidente.
Marcelo Odebrecht, presidente.

El nuevo grupo de trabajo también cooperará con la llamada Operación “Lava Jato”  (Lavado de autos) de falsificación de licitaciones y sobornos de Odebrecht y otras empresas constructoras para contratos con la petrolera estatal brasileña Petroleo Brasileiro SA o Petrobras.

El grupo de trabajo también se ocupará “en la recuperación de activos y en la compensación total por daños causados por actividades ilícitas, incluyendo el pago de multas, de acuerdo con la legislación de cada país”, dijeron los fiscales en un comunicado. El acuerdo fue anunciado por el departamento de prensa del procurador general de Brasil, Rodrigo Janot.

El Tribunal Supremo de Brasil aceptó, a principios de este año, un acuerdo de súplica gigantesco ya que 77 exdirectivos de Odebrecht implicados en el asunto han acordado colaborar con la Justicia y pudieran haber revelado detalles sobre las operaciones de la empresa en el exterior.

A principios de este mes, un juez peruano ordenó la detención del ex presidente Alejandro Toledo, en medio de las sospechas de los fiscales. Toledo recibió $ 20 millones en sobornos a cambio de contratar a Odebrecht para un proyecto de autopista que conecta el sur de Perú con Brasil, se cree que el Sr. Toledo, está fuera del Perú y ha negado el mal proceder.

El ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, fue acusado en diciembre por las alegaciones de beneficiarse ilegalmente de dos contratos inmobiliarios relacionados con Odebrecht a cambio de ayuda para ganar contratos con firmas estatales. El Sr. da Silva, que es acusado en varios otros casos y no ha sido arrestado, niega las acusaciones.

De los catorce países invitados faltaron Mozambique, Antigua y Barbuda, El Salvador y Guatemala, informó la Procuraduría brasileña en el inicio de la reunión judicial, que se realiza con gran hermetismo.

odebrecht_73

En todos esos países, además del propio Brasil, que fue donde comenzaron a descubrirse esas prácticas ilegales, se investiga la actuación del grupo Odebrecht, sobre todo en la financiación ilegal de campañas electorales, el pago de sobornos para obtener contratos de obras públicas y operaciones financieras irregulares.


Los Negocios de Odebrecht en Honduras

El conglomerado de la construcción Odebrecht, también intentó hacer negocios en Honduras en diferentes gobiernos.

En Enero de 2009, en el gobierno de Manuel Zelaya se firmó la construcción de dos represas, Los Llanitos y Jicatuyo, que serían administradas por Odebrecht durante un tiempo después de construidas y luego traspasadas al Estado sin costos adicionales.

HONDURAS-COUP-STRIKE

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Antes ENEE) había gestionado con Odebrecht  la edificación de dichas represas, pero la entonces estatal no le desembolsó los 100 millones de dólares como se habían comprometido, por lo que Odebrecht  se retiró de Honduras y trasladó sus operaciones a Panamá en 2013 y las represas jamás se concretaron.

En el interin de Roberto Micheletti se modificó el contrato de construcción de las dos represas y se estancó el inicio de las obras que debieron haber concluido en 2014.

Luego el exgerente de la ENEE, Roberto Martínez Lozano, a través de la modificación al contrato 054-2010 del 26 de marzo de 2010, procedía a ampliar el periodo a la construcción de ambas represas ocho meses más del periodo establecido inicialmente por la anterior gerencia de la ENEE, dirigida en su momento por Rixi Moncada.

Sin embargo no se habían establecido cómo pagarían los 100 millones de dólares, entre otros factores como el cambio abrupto del gobierno provocado por la crisis de 2019 y la variación de las condiciones de crédito,  hizo que Honduras jamás pudiese pasar a la constructora la fuerte suma de dinero.

Luego en 2014 se pretendió revivir la obra con un préstamo del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (BNDES) de unos 271 millones de dólares, dicho banco centralizó durante los últimos 14 años sus millonarios préstamos en las cinco principales constructoras de ese país, todas acusadas en el Caso ‘Lava Jato’ incluida Odebrecht, que desde el 2014 se ha convertido en “el mayor proceso por corrupción contra empresarios y políticos de América Latina”.

El BNDES suspendió en octubre de 2016 el desembolso de unos 25 proyectos dirigidos por Odebrecht en América Latina, en particular, Honduras, y otros países, que deberán ser analizados.

Agréganos a Whatsapp

Prueba de Amor

Prueba de Amor