coronavirus
Sucesos

Familia del niño envenenado con baleadas se fue de Choloma

coronavirus

Un equipo de ONCENOTICIAS.HN fue hasta la colonia donde sucedió la tragedia, que aún no se resuelve, y se topó con la sorpresa que los parientes del fallecido abandonaron la zona

La familia del pequeño Edgardo Ariel Reyes (6), quien falleció envenado con las baleadas que le dio a cenar su propia madre, se mudó de la ciudad de Choloma, norte de Honduras, por causas desconocidas.

Un equipo de ONCENOTICIAS.HN se dio a la tarea de ir hasta colonia Godoy de la comunidad de Trincheras en la mencionada ciudad maquilera, donde se perpetró el lamentable hecho, topándose con la sorpresa que ninguno de los parientes del niño reside en el sitio.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Las baleadas asesinas que arrancaron una valiosa vida

Además se intentó en reiteradas ocasiones contactarse vía telefónica con la familia afectada para conocer de los avances del caso, sin embargo, no hubo respuesta.

Este triste suceso, mismo que conmocionó el país por el cuadro de la escena mortal: su propia madre preparó la masa fatal, sirvió la cena, un par de baleadas para el niño; también comieron la madre del fallecido, Francisca Mabel García Irías (24 años), el padre, Edgardo Reyes, su hermana de 10 años y su hermano de 9 meses, todos ellos presentaron menores síntomas que la víctima.

Se están cumpliendo más de tres meses y todavía no se deducen responsabilidades por parte de las autoridades que conocen su caso, la muerte del niño Edgardo Ariel continúa sin justicia y se teme que su caso sea enterrado y quede para siempre en una horrible historia la cual permaneció en total impunidad.


29/07/2017

Baleada que cenó niño de 6 años iba cargada de veneno para plagas

Medicina Forense anunció los resultados después de las pruebas científicas

Las pruebas realizadas por parte de médicos del Laboratorio de Química y Toxicología del Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses en la capital Tegucigalpa, confirmaron que las dos baleadas que comió el niño de 6 años contenían fármacos venenosos para el control de plagas.

Después de estos resultados las dudas se despejan y se comprueba que Edgardo Ariel Reyes (6), falleció envenenado a causa de la cena que sirvió su madre, según la información manejada.

Este hecho se registró el pasado 3 julio en colonia Godoy de la comunidad de Trincheras en el municipio de Choloma, Cortés.

De las baleadas mortales, también degustaron la madre del fallecido, Francisca Mabel García Irías, el padre, Edgardo Reyes, su hermana de 10 años y su hermano de 9 meses, todos ellos presentaron menores síntomas que Edgardo Ariel.

“(…) hubo presencia de fármacos que se usan para agricultura en las comidas y fluidos (…), dijo la directora de Medicina Forense, Julissa Villanueva.

Villanueva afirmó que con lo verificado se constata que no eran simples baleadas, sino que contenían venenos para plagas, mismos que no debieron estar ahí.

Lea También: DESGARRADOR VIDEO: “Destápenlo un ratito… solo quiero darle un besito”, suplica madre de niño envenenado

En primera instancia la progenitora del niño, García Irías, fue detenida por agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), como la principal sospechosa de mezclar las baleadas con plaguicidas.

La mujer al ser presentada negaba los hechos sin parar de llorar y declarar que no era capaz de hacerles daño a sus hijos, al tiempo que agregaba que todos comieron de las baleadas incluso ella.

Más leído: Madre de niño envenenado: “Yo no les hecho nada a mis hijos” (VIDEO)

Añadió que al comerlas, ella las sintió un poco amargas pero que sólo le dieron un poco de dolor de estómago y una ligera diarrea.

“(…) aquí me tienen como animal, es una crueldad porque yo a mis hijos los amo y los adoro, no sería capaz de hacerles daño; la masa para las tortillas es preparada, solo le eché agua (…)”, expresaba embargada por el llanto la imputada al momento que le dieron captura.

Dos días después las autoridades la dejaron libre y ella fue a despedir por última vez a su hijo al  entierro donde se le apreció muy desconsolada.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
coronavirus