Nacionales

Estricto control de seguridad para recibir a mareros deportados

Betty Betty Litro de amor La hija del E.

Bajo un estricto protocolo de seguridad el gobierno de Honduras se alista para recibir a miembros de pandillas que sean deportados de Estados Unidos.

Luego del anuncio sobre la decisión del presidente Donald Trump de acabar con las organizaciones criminales en Estados Unidos y deportar a su país de origen a los miembros de la Mara Salvatrucha (MS), Centroamérica está en alerta.

En el caso de hondureños que retornan al país como deportados, desde hace ya varios años, el gobierno sigue un protocolo apoyado por órganos de seguridad de Estados Unidos.

Este mecanismo se activa previamente a la salida del vuelo desde su punto de origen. -Estados Unidos, México o Guatemala-

Lea También:

Mareros irán directo a “El Pozo”

Si el vuelo proviene de Estados Unidos, los oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU (ICE), envían el listado completo de los migrantes retornados a las oficinas de Interpol en Honduras para que se verifique si alguno posee antecedentes penales o tiene cuentas pendientes con la justicia.

Es decir, que el gobierno hondureño conoce anticipadamente toda la información de quienes están llegando al país y la razón específica de su deportación.

Interpol verifica el listado y pone en alerta a su personal asignado en las terminales de llegada. Tras su arribo al país todos los deportados son llevados por el Instituto Nacional de Migración hasta las oficinas del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAM-R).

Si alguno tiene orden de captura, el protocolo dicta remitir a la persona a la oficina de Interpol que está abierta en el CAM-R, donde se le registra y se anuncia su detención, antes de ser entregado en custodia a los órganos de justicia.

Lea También:

Trump saca a mareros de Estados Unidos

Miembros de pandillas

Ahora con la latente amenaza del presidente Trump de “limpiar” su país, el gobierno hondureño también busca reforzar este protocolo de seguridad para accionar de inmediato y que los mareros deportados no se reagrupen para delinquir en Honduras.

De acuerdo a información, se están coordinando acciones con el Ministerio Público, el Ministerio de Seguridad, Poder Judicial, Defensa Nacional, y otros entes para definir una estrategia de identificación, seguimiento y neutralización de estos grupos delictivos.

Lea También:

EXCLUSIVA: Además de la MS y la 18 qué otras pandillas operan en Honduras

En este esfuerzo conjunto están involucrados los hermanos países de El Salvador y Guatemala, quienes también luchan contra el flagelo de las pandillas.

La semana anterior, el subdirector del Instituto Nacional Penitenciario, Germán McNeil, declaró que se coordinará con organismos jurisdiccionales para determinar que los pandilleros deportados con antecedentes delictivos sean remitidos a cárceles de máxima seguridad en Honduras.

CC IK

Acerca del Autor

Avatar

Celeste Reyes

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario