coronavirus
Deporte Internacional

ESCÁNDALO: Renuncian seis altos directivos del Barcelona

Barcelona
coronavirus

Ante la crisis sanitaria por coronavirus que provocó la paralización de las principales ligas de fútbol del planeta, seis altos directivos del Barcelona renunciaron a sus cargos en la institución deportiva.

A través de una misiva que enviaron a los socios del Barcelona, los directivos justifican su dimisión bajo la premisa de no verse en la capacidad de revertir los criterios y formas de gestión del club ante importantes retos post pandemia.

Entre los dimisionarios destaca el ahora exvicepresidente, Emilo Rousaud, quien era el hombre de confianza del actual presidente, Josep Maria Bartomeu, y además el candidato de este para las elecciones del próximo año.

En el documento, todos mostraron su renuencia a seguir con el equipo luego del “Barcagate” e hicieron delicadas acusaciones de corrupción.

Lea También: Mourinho ignora cuarentena y dirige un entrenamiento en parque

¿Qúe es el Barcagate?

Fue un escándalo mediático en que utilizaron a la empresa I3Ventures para presuntamente influir en las redes sociales del Barca, y por ende comenzar a dañar la imagen de todos los opositores de la junta directiva para devolverle la credibilidad a la misma.

En febrero, Bartomeu explicó que a la compañía solo la contrataron para que realizara monitoreos de internet.

Por si fuera poco, una cadena española informó que el club azulgrana aparentemente pagó un millón de euros por los servicios de esta empresa, los cuales se cancelaron en diversos pagos para pasar desapercibidos ante los controles financieros internos.

Frente a este escenario, Bartomeu aseguró que realizarían una auditoría para conocer las irregularidades, pues según especialistas el coste del servicio es de 100,000 euros y no de un millón.

Sin embargo, esto no cambió la percepción de los ahora ex directivos, quienes exigen conocer los resultados de la auditoría, además de nuevas elecciones lo más pronto posible.

Etiquetas
Abracemos a honduras
coronavirus