Sucesos

(VIDEO) Amargo adiós a estudiante de 12 años muerto en balacera

ACTUALIZACIÓN.-

Rodis Eduardo Peralta regresó a Choluteca, la tierra que lo vio nacer, donde descansará para siempre después que una bala perdida truncara su futuro

Nuestra corresponsal Nilda Sosa con las imágenes del sepelio del estudiante 

 

El cementerio general de Choluteca no era suficiente para contener el mar de lágrimas derramadas en el último adiós al estudiante Rodis Peralta Rivera (12), fallecido trágicamente el pasado lunes en las afueras de su escuela.

Después de un corto velorio en Tegucigalpa, los restos del brillante alumno de séptimo grado fueron trasladados a Choluteca, la ciudad sureña que lo vio nacer y donde vivió gran parte de su corta vida.

Allí lo esperaba su familia paterna, quienes nunca imaginaron verlo regresar en un ataúd y con todos sus sueños truncados por la criminalidad.

Lea También: Cae segundo sospechoso de la muerte de un estudiante en aldea Suyapa

La familia de Rodis tenía apenas unos meses de vivir en la aldea de Suyapa, antes residían en la colonia Flores de Oriente, siempre en la capital.

Una multitud de personas asistieron al entierro del pequeño Eduardo como le conocían 

 

El padre del pequeño, quien labora como camarógrafo en un canal de TV, contó que su hijo estuvo con él varios años en Choluteca hasta que hace un tiempo se había venido a vivir con su madre y su padrastro a Tegucigalpa.

“Por más que la rogué que me devolviera a mi hijo, nunca me lo entregó”, lamentó el progenitor mientras lloraba a su vástago.

“Mi niño era tan lindo, tan lindo y me lo quitaron, no me lo dejaron vivir”, repetía don Rodis mirando el cuerpo inerte del pequeño, antes de ser trasladado al cementerio.

Hasta ahora la Policía Nacional ha capturado a dos sospechosos de participar en el asalto frustrado a un rapidito donde se desató el tiroteo que terminó apagando la vida de un niño con excelencia académica y que soñaba con ser piloto.


Martes 3 de abril   4:00 PM

“Levántate papi por favor”: madre de niño muerto en tiroteo

En horas del mediodía llegó a la ciudad de Choluteca el cuerpo del menor Rodis Eduardo Peralta Rivera, muerto ayer en una balacera en las afueras de una escuela capitalina

 Momento en que el cuerpo de Rodis Eduardo llega a Choluteca donde será su última morada

 

El pequeño Rodis fue velado por unas horas en una vivienda del barrio Sagrado Corazón y será sepultado a las 5:00 de la tarde en el cementerio general de esa ciudad.

Maestros y directores del centro educativo donde estudiaba el menor, acompañaron a su familia en este momento difícil por la irreparable pérdida.

Lea También: Madre de niño asesinado en Suyapa tendrá que recibir tratamiento psicológico

Se conoció que el padre de Rodis es camarógrafo de un programa de periodistas independientes en Tegucigalpa. El acongojado padre lamentó que los sueños de su primogénito y el de toda su familia fueron truncados por la violencia.

Desde ayer que se registró el hecho violento, las clases fueron suspendidas en el Centro Básico Jacobo Cáceres Ávila.

Los maestros y el director, Wilson Sorto, pidieron a las autoridades se les brinde seguridad ya que se sienten amenazados, pues en la zona ya se han registrado balaceras, asaltos y hasta secuestros.


03 de abril, 2018

Los restos del pequeño Rodis Eduardo Peralta Rivera (12) fueron trasladados esta mañana hasta la ciudad de Choluteca donde serán sepultados

Escenas desgarradoras se vivieron esta mañana en el velorio del alumno de séptimo grado que murió ayer al mediodía en un tiroteo frente a un centro básico de la aldea Suyapa de la capital.

El cuerpo de Rodis Eduardo Peralta Rivera de 12 años de edad fue velado en su casa de habitación en la colonia Nueva Suyapa, hasta donde vecinos, padres de familia y maestros llegaron para acompañar a la familia en este duro momento.

A eso de las 8:00 de la mañana, el menor fue trasladado a la ciudad de Choluteca para ser sepultado en las próximas horas.

niño muerto en tiroteo

Triste despedida

Su madre, quien deberá recibir tratamiento psicológico para superar el impacto emocional de esta tragedia, no acepta que su hijo esté muerto y durante el funeral lloraba sobre el féretro suplicándole que abriera los ojos y se levantara.

“Mi Eduardo, papi levantate mi amor. Levantate que ya no vas a regresar, mi amor mirame, mirame papito (…) Levantate por favor, levantate porque me da un dolor horrible mi niño (…) levantate mi rey, levantate papito”, rogaba su progenitora.

“Eduardo salite Dios mío, salite de ahí mi amor, salite hijo (…) Ayúdenme por favor, sáquenmelo de ahí”, le suplicaba la acongojada madre a las personas que intentaban consolarla.

 La destrozada mujer sufrió un desmayo mientras parientes sacaban el ataúd con los restos de Rodis Eduardo para colocarlo en el vehículo que lo llevaría hasta su última morada.

 

Algunos maestros y personal administrativo viajaron con la familia hasta Choluteca para acompañar el sepelio del estudiante a quien describieron como un alumno de excelencia académica.

Lea También: Detienen a sospechoso de participar en tiroteo donde murió un escolar

Los hechos

A eso de las 11:45 de la mañana del lunes, la Policía recibió una alerta que en la aldea Suyapa, frente al Centro Básico Jacobo Cáceres Ávila, un niño había resultado herido de bala.

Testigos del hecho manifestaron que tres sujetos vestidos con camisas blancas protagonizaron un tiroteo cuando se disponían a asaltar un bus rapidito que cubre esa zona.

Según el reporte policial, uno de los pasajeros intentó frustrar el asalto y disparó contra los facinerosos hiriendo a uno de ellos. Los sujetos huyeron del lugar en veloz carrera mientras hacían disparos.

En el fuego cruzado una de las balas alcanzó al estudiante Rodis Eduardo, que en ese momento estaba sentado a la orilla de una cuneta frente a escuela, esperando que su hermano de 8 años saliera de clases para irse juntos a casa.

niño muerto en tiroteo
El mejor falleció en la emergencia del Materno Infantil

El portavoz del Hospital Escuela Universitario (HEU), Miguel Osorio, informó que el niño falleció en la emergencia de pediatría del Materno Infantil pasadas la 1:00 de la tarde.

Osorio detalló que el pequeño ingresó en estado crítico y que la tomografía revelaba que el plomo ingresó por uno de sus ojos y dañó gran parte del cerebro causándole en primera instancia la muerte cerebral.

Desde ese momento, la madre del pequeño entró en estado de shock y repetía que su hijo no estaba muerto y que mañana lo iría a dejar a la escuela como todos los días.

Hasta ahora hay una persona detenida por este hecho, se trata del presunto asaltante que resultó herido. El sospechoso fue detenido por la Policía Nacional mientras era atendido en el HEU por una herida de bala en el tobillo.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp