fiestas-patrias
Sucesos

Así fue el plan tejido por enfermera del Leonardo Martínez para robarse a bebé

castgo

La enfermera se ganó la confianza de una menor de edad que recién había dado a luz, a quien bajo engaños le arrancó a la criatura de sus brazos.

El robo de un recién nacido en el Hospital Leonardo Martínez ocurrido la semana pasada, terminó con la captura de tres personas que hoy guardan prisión en espera de la audiencia inicial que se realizará mañana (martes).

En la audiencia de declaración de imputado, el juez dictó detención judicial contra el abogado Andrés Acosta Urrutia (48), su sobrino Christián José Guevara Ortiz (20) y la enfermera Lesley Geraldina Gómez Reyes (42), supuestos responsables del delito de sustracción de menores.

Se supo que Acosta Urrutia es el asesor legal del Hospital Leonardo Martínez. Mientras que Lesley Geraldina Gómez Reyes labora como enfermera en el mismo centro asistencial.

El pasado lunes, los tres fueron detenidos frente a un centro comercial, tras una breve persecución policial en el bulevar que conduce hacia UNAH-VS de San Pedro Sula.

Lea También: Rescatan a recién nacido que había sido raptado junto con su madre

Testimonio

La prueba principal contra los acusados es el testimonio de la madre del bebé, una jovencita de 17 años que ingresó al hospital con dolores de parto el pasado 30 de julio a las 8:00 de la mañana.

El bebé nació a las 9:47 de la mañana y en el hospital le indicaron que le darían el alta a las 11:00 de la mañana del 31 de julio, pero la enfermera -quien se había ganado su confianza- cambió la hora para las 10:00 a.m. y se ofreció a llevarla a ella y al bebé a casa.

A la mañana siguiente, la enfermera y la muchacha con su bebé en brazo abordaron un taxi, pero a mitad del camino la enfermera se bajó del vehículo llevándose al recién nacido.

La adolescente llegó hasta su casa y le contó a su pareja todo lo que había pasado. Inmediatamente fueron a interponer la denuncia a la Policía Nacional.

Ese mismo día en horas de la noche, la enfermera llamó por teléfono a la madre diciéndole que le devolvería al niño, pero horas más tarde cambio de opinión y le dijo que se vieran cerca de un negocio en el bulevar del norte.

La madre llegó al lugar del encuentro. La enfermera con el niño en brazos y sus dos acompañantes llegaron a bordo de una camioneta Kia color negro, pero al ver una patrulla cerca huyeron por el bulevar del norte hasta que la Policía los acorraló en el bulevar Micheletti.

Cuando los agentes les pidieron que se bajaran del vehículo corroboraron que dentro del mismo transportaban al recién nacido, quien fue rescatado y entregado a su madre.

En el transcurso de las investigaciones, detectives de la Dirección Policial de Investigación (DPI) revisaron las cámaras de vigilancia y corroboraron el recorrido que hizo el vehículo e inspeccionaron el hospital Leonardo Martínez.

El portavoz del Ministerio Público, Elvis Guzmán, detalló que los agentes constataron que la declaración de la madre del niño concuerda con los vídeos de las cámaras de seguridad.

El pasado martes al finalizar la audiencia de declaración de imputado, los dos hombres fueron remitidos a la cárcel de Ilama, Santa Bárbara. Mientras que la enfermería está recluida en la cárcel de mujeres en Támara.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

fuerza de mujer
maseca
curacao
cablecolor
Banco azteca
Abracemos a honduras