Coronavirus Nacionales

En 16 días el covid le arrebató a su madre, hermana y una sobrina, relata pastor hondureño

sera que es amor

El pastor evangélico, Edwin Tábora, recuerda prácticamente a un año de la pandemia, los dramáticos momentos en que su madre, hermana y una sobrina perdieron la batalla ante los efectos del covid-19.

La primera fue su hermana y también pastora Denia Elizabeth Tábora, lideraba una congregación en San Nicolás, Copán y pasaba a disposición de la comunidad las 24 horas del día.

Lea también: PREOCUPANTE: Salud reporta incremento de casos de dengue en el país

Según información, presentó los síntomas un día mientras descansaba en su casa situada en La Entrada, Copán, vivía junto con dos sobrinos, entre ellos la doctora Karen Tábora, cuyo caso tomó fuerza públicamente a inicios de febrero de este año.

Más tarde, la llevaron al Hospital de Occidente de Santa Rosa de Copán, lastimosamente horas después falleció.

“Fue un golpe durísimo, ella tenia enfermedades de base y creemos que eso le afectó en gran manera, por lo que de inmediato se hicieron los exámenes todos sus cercanos para confirmar si había más contagiados”, narró Edwin.

En efecto, los resultados indicaron que se contagió su madre, dos sobrinos, un hermano, la esposa, su hija, así como una joven que les ayudaba en la limpieza del hogar.

Seguidamente, la doctora Karen Tábora, comenzó a oxigenar bajo y a presentar otros problemas de salud relacionados con el COVID-19, por lo que la trasladaron al hospital, donde permaneció allí cuatro días.

Lea también: RNP | Quejas protagonizan el primer día de entrega de nueva identidad

El pastor, comentó que la galena entró en un ambiente de depresión, posiblemente por la muerte de Denia, a quien amaba como una madre. A medida que iba empeorando decidieron movilizarla hasta el Hospital Escuela de la capital, donde horas después perdió la vida.

“Su muerte fue devastante, no había explicación evidente, era una mujer joven con sueños grandes y estaba a punto de casarse”, expresó.

La tercera víctima en la familia, es la mamá de Edwin Tábora, de nombre Marina Paiz, a quien describió como “una mujer fuerte, sabia, firma y prudente”.

“El plan de Dios no era conforme a lo que le pedíamos, nos golpeó durísimo su muerte”, lamentó.

Por último, Edwin mandó un mensaje a la ciudadanía, “también soy pastor y psicoterapeuta, le digo a la población que aprovechemos cada minuto con quienes amamos, la vida es una neblina que un está y al siguiente desaparece.

subete CC La hija del E. IK

Acerca del Autor

Avatar

Jocelyne Ordoñez

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario