Bienestar

El apéndice podría no ser tan inútil después de todo

Estudios científicos podrían demostrar que el apéndice, más que un vestigio evolutivo podría ser un órgano importante.

El apéndice ha estado siempre rodeado de misterio. En su peor momento, se considera un inútil retroceso evolutivo cuyo único propósito es propinarle un desagradable caso de apendicitis a las personas. Sin embargo, un equipo de médicos investigadores tienen una teoría de cual podría ser el propósito de este pequeño órgano.

Dolor abdominal inferior derecho
Dolor abdominal inferior derecho

Investigadores de la Facultad de Medicina Osteopática de la Universidad de Midwestern Arizona, han desarrollado un estudio que sugiere como dicho organo podría servir como “un reservorio” para las bacterias intestinales beneficiosas.

El apéndice es una tira de tipo gusano que se proyecta en la encrucijada de los intestinos delgado y grueso, llamada ciego. En el pasado, se ha visto ampliamente como un “órgano vestigial” sin función conocida para los seres humanos.

Charles Darwin teorizó por primera vez que podría ser un órgano vestigial de un antepasado evolutivo utilizado para digerir las hojas. Sin embargo, curiosamente, sólo un puñado de mamíferos tienen el órgano.

apendice2

Factores del Estudio Científico

En este estudio, la profesora asociada de anatomía Heather Smith y su equipo rastrearon la historia evolutiva del apéndice mediante el estudio del ciego de 533 mamíferos diferentes, desde castores y conejos hasta marsupiales comunes y zarigüeyas. Su investigación encontró que la apéndice ha evolucionado independientemente por lo menos 30 veces por separado en varios linajes de mamíferos.

Más interesante aun es que una vez que el apéndice aparece, casi nunca desaparece. Esto les llevó a la idea de que podría servir a alguna función ventajosa.

Su estudio se fijó para ver si los factores ecológicos como la dieta, el clima, y donde vive un animal se correlaciona con qué especies tienen un apéndice. En cambio, encontraron que las especies con un apéndice tienen concentraciones promedio más altas de tejido linfoide, que es clave en la creación de una respuesta inmune, en el ciego del bajo abdomen.

Investigaciones en los últimos años ha demostrado que el tejido linfático también puede fomentar el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas. Esto llevó al equipo a concluir que el órgano desempeña algún papel en el sistema inmunológico, particularmente actuando como una “casa fuerte” para las bacterias intestinales útiles. Esto también significa que el apéndice no está evolucionando por sí solo, sino como parte de un “complejo cego-apendicular” más grande.

La teoría podría no ser puesta en piedra, pero al menos podrían haber encontrado finalmente un propósito en la vida para el apéndice.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp