Nacionales Politica Titulares

Discurso de Alvarado deja ver necesidad del Gobierno de todos los sectores

William Aguilar T. | La mañana de este martes la Plaza de la Democracia se vistió con los colores patrios y sirvió por primera vez como testigo del traspaso de poderes.  El saliente Luis Guillermo Solís Rivera entregó la banda presidencial a Carlos Alvarado Quesada, el 48° mandatario del país y quien tendrá el honor de dirigir a Costa Rica durante el bicentenario de la independencia, el 15 de setiembre del 2021.

Precisamente este hecho fue central en el discurso de Alvarado, quien con una relativamente breve intervención, hizo un repaso histórico por los logros más destacados de la nación costarricense, así como por los principales retos que tiene el país, de cara al 200 aniversario de vida independiente.

Al mismo tiempo, señaló hitos en la historia patria en que figuras de distintas agrupaciones aportaron en la construcción del país, lo que dejó ver la necesidad de su gobierno de estar acompañado por todos los sectores sociales y políticos, con el fin de resolver los problemas nacionales, sobre todo el déficit fiscal.

Puntos del discurso

Dentro de su lista de orgullos, Alvarado evidenció su intención de, no solo apelar al amor patrio de los asistentes, sino también de extender el “Gobierno de Unidad”. Mencionó distintos periodos históricos, así como diferentes posiciones políticas e ideológicas, con lo que englobó o trató de hacerlo, a todas las posiciones actuales en la política nacional.

Arrancó  citando a Juan Mora Fernández y luego destacó la creación del Liceo de Niñas, la electrificación de San José (la segunda ciudad del continente en tener luz eléctrica), la creación del ICE, la creación de las garantías sociales, gracias a la alianza entre Calderón Guardia, Manuel Mora y Monseñor Sanabria, así como el Pacto de San José (Convención Americana de Derechos Humanos).

También citó la abolición del ejército impulsada por José Figueres Ferrer y el premio Nobel de la Paz que recibió Óscar Arias Sánchez en el 89, con lo que citó a dos de los líderes del Partido Liberación Nacional (PLN), intentando limar las asperezas que hay entre el PAC y los verdiblancos desde la creación del partido oficialista.

“Por eso, hoy invito a todas las personas de todas las provincias de este país a que trabajemos en unión y nos aboquemos a construir la historia grande que amerita el Bicentenario de esta Patria nuestra.(…) Bajo el límpido azul de nuestro cielo cabemos todas las personas y por eso el Gobierno del Bicentenario es plural. Nace de un acuerdo de Gobierno Nacional y aspira a sustentarse en el diálogo, en la construcción de entendimientos, en la buena voluntad para responder unidos a las justas aspiraciones de toda la ciudadanía”, discurrió.

En esa misma línea mencionó el trabajo que tendrán dentro de su gobierno, Patricia Mora y Dyala Jiménez Figueres, sobrina y nieta de líderes de los bandos enfrentados en la Guerra Civil del 48, subrayando como el trabajo conjunto es imperativo para el desarrollo del país.

Cabe destacar que de los 45 miembros del equipo de gobierno de Alvarado, 22 son del PAC, 11 son del PUSC, seis del PLN, siete no han militado en ningún partido y Curridabat Siglo XXI y el Frente Amplio aportan una persona cada uno.

Antes de hacer ese guiño de ojo a la unidad nacional, el nuevo Presidente señaló la labor del expresidente Alfredo González Flores, quien con casi su misma edad, impulsó el impuesto de renta para enfrentar los problemas fiscales que enfrentaba la Costa Rica de ese entonces.  Así envió de una vez el mensaje a los diputados, quienes pueden aprobar o enterrar en los próximos meses el plan propuesto para mejorar la situación en las arcas del Gobierno.

Lo que se viene

Luego de citar esos logros, Alvarado hizo un repaso por los retos que tiene su administración, en donde, a parte de  su mensaje a los legisladores con respecto a la reforma fiscal, señaló puntos en los que el país “debe ser ejemplo”.

“En consonancia con nuestras fortalezas históricas debemos actuar en al menos siete ejes fundamentales para el bienestar de nuestra ciudadanía: i) la educación, ii) la seguridad ciudadana, iii) la salud, iv) la protección y el balance con el ambiente, v) una mejor movilidad e infraestructura pública vi) la generación de empleo y bienestar con enfoque territorial y vii) la recuperación de la estabilidad fiscal”, enumeró Alvarado.

Recalcó la necesidad del tren eléctrico, para dejar de depender de los automóviles y así de los hidrocarburos. También habló del desarrollo de nueva infraestructura vial y de lo imperioso de mejorar el alcance de la educación secundaria y superior, así como de resolver la crisis que enfrenta el sistema de pensiones de la Caja.

Uno de los últimos puntos que citó Alvarado fue el desempleo, que afecta a uno de cada diez costarricenses, pero sobre todo en sectores que muestran mayores dificultades, como los pueblos indígenas, la población afrodescendiente, la comunidad LGBTI, las mujeres, los adultos mayores o las personas de zonas rurales.

“Muchas personas que topo en la calle, me piden lo mismo: “no nos falle”, me dicen. Y trabajaré muy duro dando lo mejor de mí para no fallarles. Pero yo también les digo, no nos fallemos a nosotros mismos, porque esta empresa de desarrollo es colectiva, es de toda nuestra sociedad”, comentó el Presidente cerca del final de su discurso.

Hasta el final, el mensaje del nuevo Presidente fue el de unidad, haciendo un llamado a trabajar por el país, haciendo énfasis nuevamente en el bicentenario.

 

 

[email protected]noticiascr.com

 

 

Agréganos a Whatsapp

Prueba de Amor

Prueba de Amor