once noticias
Economia Nacionales

Diputados son quienes deberán decidir si cierran o no Bancrédito

castgo

Con la la inviabilidad financiera presentada por el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), incapaz de hacer frente a sus distintas responsabilidades, la decisión de cerrarlo no recae en Poder Ejecutivo ni en las entidades a cargo de supervisar la banca nacional.

Esto, según el artículo 161 de la Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica (BCCR), invocado por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) y presentado el 20 de marzo ante la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), indicando que no puede pedir la quiebra o liquidación del banco.

Ante esto, lo que debe hacer la Sugef es informar a la Asamblea Legislativa para que sea la responsable de tomar la decisión correspondiente.

 

“De manera respetuosa el Conassif se permite manifestar la urgencia de que el Congreso adopte las medidas oportunas que permitan detener el deterioro del patrimonio de la Entidad”, indicó el presidente del Conassif, Luis Carlos Delgado Murillo

Por su parte, la superintendente general de Entidades Financieras, Rocío Aguilar recalcó una de las recomendaciones del interventor de fusionar a Bancrédito con alguna de las entidades bancarias estatales.

“Esta propuesta tiene el objetivo esencial de rescatar el patrimonio, potenciar la recuperación de sus activos y así poder pagar las obligaciones vencidas, de las cuales, la más relevante es con el Ministerio de Hacienda, por lo que con ello también se estaría evitando que el Estado asuma una pérdida. Concomitantemente, se logra la resolución de Bancrédito y se capitaliza al banco comercial estatal que absorbe”, señaló Aguilar.

La mayor parte de la deuda actual de Bancrédito es con Hacienda, que se eleva hasta ¢130.000 millones, por lo que en caso de que alguna entidad financiera estatal lo absorbiera, también deberá asumir dicha deuda.

El diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, propuso el 14 de marzo, que en específico, sea el Banco de Costa Rica (BCR), el que tome dicha responsabilidad y con ello, se haga ¢35.000 millones del patrimonio de Bancrédito, con el fin de que el Estado no pierda ese dinero.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
Pepsi