Judiciales Nacionales

Detención judicial a primer sospechoso de asesinar al dirigente magisterial, Armando Gómez

Armando Gómez
tendencia Fiestas Patrias poder del amor Ikal

Juez hondureño dictó la medida de detención judicial al primer sospechoso de dar muerte al dirigente magisterial, Armando Gómez Torres, el pasado 25 de agosto del presente años.

El acusado por la Fiscalía responde al nombre de, Alejandro Ernesto Pérez Mejía, a quien se le señala como coautor con ánimo de dolo en el asesinato del expresidente del Primer Colegio Magisterial Hondureño de Maestros (Pricphma).

La medida impuesta en perjuicio de Pérez Mejía se confirmó tras concluir la audiencia de declaración de imputado. Se conoció que, su audiencia inicial quedó programada para el jueves 2 de septiembre a las 10:00 am.

Lea También: MASACRE| Balacera deja al menos tres decesos y varios heridos en Taulabé

Recuento del hecho

De acuerdo con las investigaciones, el 25 de agosto Gómez Torres se dirigía en su vehículo, tipo turismo, hacia las instalaciones del Pricphma en la colonia El Hogar, de la capital.

En dicho recinto, ya se encontraba una camioneta sin placa, la cual, era conducida por el sospechoso, quien realizaba labores de vigilancia y seguimiento.

Aproximadamente a las 6:30 de la tarde del mismo día, el ahora occiso salió de las oficinas del Pricphma, sin saber que estaba siendo perseguido.

En tal sentido, a la altura de las canchas de fútbol de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), el encausado junto a otros individuos interceptaron y dispararon al profesor en reiteradas ocasiones.

Luego de cometer el crimen, los hechores se dieron a la fuga por la colonia Tiloarque, donde “colocaron la placa vehicular PDÑ 6023 (siendo propietaria la compañera de hogar del acusado)”.

Lea También: MÉXICO: Arrestan a 7 hondureños sospechosos de integrar el Cártel de Jalisco

Por su parte, Armando Gómez Torres, fue trasladado por socorristas al Hospital Escuela de Tegucigalpa, en el que pese al esfuerzo de los médicos, murió por la gravedad de sus heridas.

Cablecolor
El Milagro