Davivienda
Nacionales Sucesos

Cuatro abogados han sido víctimas de la violencia e impunidad que impera en el país en los últimos meses

Ikal Cablecolor nicky

La profesión de abogado en Honduras se ha convertido en una de las más peligrosas en los últimos años, hasta el punto que hoy en día, es considerada una carrera de alto riesgo para quienes la ejercen.

Y es que, desde octubre del 2020 hasta la fecha, un total de cuatro reconocidos profesionales del derecho han perdido la vida mediante circunstancias violentas, que hasta el momento no han sido del todo esclarecidas por las autoridades.

Entre los asesinatos más sonados se encuentran el de la abogada y secretaria del Poder Judicial, Cony Montero, quien fue brutalmente acribillada cuando se trasladaba en su vehículo en el municipio de Choloma, Cortés, el pasado 09 de octubre del 2020.

La abogada de 42 años de edad, fue llevada hacia una clínica privada en un intento desesperado por salvarle la vida, sin embargo, pereció producto de las heridas ocasionadas por las balas al momento que fue ingresada.


Dos meses después, específicamente el 02 de diciembre, criminales fuertemente armados se apersonaron hacia un restaurante de la colonia América de la capital, para acabar con la vida del abogado Carlos Enrique Vallejo

Días después, elementos policiales procedieron a la captura de su esposa, Grazzia María Izaguirre, acusada como autora intelectual del crimen, quien supuestamente habría ordenado el asesinato del litigante.


En el 2021 este flagelo no se detuvo, ya que el 04 de marzo, se registró el asesinato del togado Melvin Bonilla, quien fue acribillado en su vehículo a la altura de la colonia Alameda de Tegucigalpa.

Este caso llamó bastante la atención, teniendo en cuenta que Bonilla era uno era uno de los abogados, en el país, de Tony Hernández, el hermano del presidente hondureño que recientemente fue sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos


El último caso de este tipo de crímenes, es el de la abogada Indiana Beatriz Castellanos, cuyo cadáver fue encontrado al interior de su vehículo la noche del martes en la colonia Roble Oeste de Comayagüela

Al momento de revisar en la unidad, los elementos policiales se percataron que la togada que laboró en 2016 en el Tribunal de Sentencia de Francisco Morazán, presentaba al menos 10 impactos de bala, en este asesinato, se desconoce el móvil, así como el paradero de los responsables.

 

 

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Davivienda
El Milagro
Abracemos a honduras