Nacionales

Contraloría y empresarios advierten sobre costo de Sifón – La Abundancia

Cablecolor

Una vez más, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), denuncia el costo financiero del proyecto vial Sifón-La Abundancia, tramo  que conecta a Sifón de San Ramón con La Abundancia en Ciudad Quesada: Barranca, Seco, Ron Ron, Tapezco, Quebrada Arenas y San Cristóbal.

En marzo de este año, la Uccaep anunció que Mónica Navarro y Christian Campos, sus dos representantes ante el Consejo de Administración del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi),  votaron de manera negativa a una serie de propuestas para continuar con las obras en esa ruta, ya que carecían de un adecuado sustento técnico y financiero.

La denuncia del sector productivo se centró en que la carretera, de casi 30 kilómetros, tendría un costo final de aproximadamente $300 millones, mucho mayor al contrato original, que rondaba los $68 millones. 

Un oficio de la Contraloría General de la República (CGR) del pasado 30 de abril, informa al Conavi que “por falta de información y sustento técnico, económico-financiero y jurídico, no se autorizaría continuar con las obras hasta que no se subsanen todas las deficiencias y se logre tener una definición del alcance, plazo y presupuesto para asegurar la finalización del proyecto y se garantice la protección de los fondos públicos, tras las dificultades que ha presentado el proyecto”.

“Los rechazos de la Contraloría General de la República coinciden con nuestras advertencias, y la responsabilidad de que este proyecto tan importante e indispensable para el país no avance, es de la Administración del CONAVI. Advertimos que se carecía de insumos básicos para la modificación del presupuesto para este proyecto, sobre todo en medio de la crítica situación fiscal del país”, manifestó el presidente de Unión de Cámaras, Gonzalo Delgado.

Según indican en la Uccaep, el sector empresarial se muestra incrédulo sobre el monto que se indica en una presentación que realizó la administración del Conavi, afirmando que eran estimaciones y que no se garantizaba en el futuro un aumento en los costos de construcción.  

“Es decir, que el monto propuesto por el Conavi para finalizar el proyecto no se ajusta a la realidad porque está calculado sobre una base de precios desactualizados, que si se proyectarán, el valor presente incrementarían el costo final anunciado”, selañó la CGR.

La posición del sector empresarial, es que debe replantearse el proyecto y finalizar el contrato actual para evitar más riesgos de costo y tiempo.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro
Abracemos a honduras