Davivienda
Nacionales Politica

Conozca a Marlene Alvarenga, la dura rival de Salvador Nasralla dentro del PAC

Ikal Cablecolor nicky

 

Relata que nunca se había involucrado en política porque su padre siempre decía que era para ladrones, hasta que un día el Señor le reveló otra cosa…

 

Marlene Alvarenga llegó al Congreso Nacional de Honduras con la fuerza arrolladora del Partido Anticorrupción (PAC), ocupando la diputación número 18 de las 23 que tiene Francisco Morazán.

Es maestra y abogada, además de estar casada con el ex comisionado de la Policía Nacional, Rubén Darío Santos Rivera, con quien por más de una década se ha dedicado a la labor pastoral, atendiendo a mujeres y niños en riesgo social.

Antes de integrarse a las filas del Pac, Alvarenga no tenía ninguna experiencia en política. Relata que: “Yo vi a Salvador Nasralla por la televisión, lo escuché atentamente y me identifiqué con él porque su discurso era contra la corrupción de este país ¿Quién no está harto de la corrupción?

Refiere que nunca se había involucrado en política porque su padre decía que la política era para los ladrones “y yo crecí con eso en mi cabeza, hasta que un día el Señor me reveló otra cosa. Yo defiendo las causas justas, la primera marcha en defensa de la Policía yo la armé”.

La legisladora es evangélica y pertenece al Ministerio Cristiano Las Uvas, en el cual su esposo es el pastor. “Toda mi vida he sido cristiana, crecí en un hogar donde había temor a Dios, con valores, con principios”, sostiene.

Cómo se integra al PAC

Indica que se une al Partido Anticorrupción a título personal y ella misma fue a buscar dónde hacían las reuniones y se involucró en los conversatorios. “Así empecé a trabajar por el partido, coordinando el departamento de El Paraíso, donde estructuramos el PAC, a pesar de que había un Celin Discua con mucho dinero haciendo campaña, o con una Sara Medina, que incluso regalaba relojes y tenía propaganda por todos lados”, afirma.

Propuso cambiarle la letra al Himno Nacional

En la víspera del mes de la Patria del 2014 causó revuelo la propuesta de la diputada Marlene Alvarado de cambiar la letra de la séptima estrofa del Himno Nacional.

Alvarado no está de acuerdo con que se hable de muerte en el canto a la Patria, específicamente en la parte que dice: “…serán muchos Honduras tus muertos, pero todos caerán con honor”.

La congresista del PAC pidió en ese momento que se eliminara dicha estrofa o se cambiara la palabra muerte en la letra.

Preguntada sobre cuál sería la nueva letra del Himno, explicó que la misma saldría por concurso, pues lo que se pretende es eliminar las frases negativas y pesimistas.

Debido a las muchas críticas que tuvo su proyecto de ley, Alvarenga finalmente desistió de hacerlo, ya que según comenta, “hay otros problemas más graves que ameritan mi tiempo y el presidente del Congreso Nacional entendió mi posición, pero me dijo que era algo muy polémico y que no era el momento de impulsar algo así”.

Lea También:  ¡EXCLUSIVA! Nasralla: “Marlene Alvarenga era de esa gente cristiana que se tira al suelo y logró engañarme…”

¿Cuál es el problema interno en el PAC?

Responde que es la falta de transparencia en la información y la dichosa “argollita” de cinco personas. “Los demás no servimos, ni contamos para nada. El primer día en el Congreso, Salvador nombró a Fátima Mena y Luis Redondo, jefe y subjefe, y todos estuvimos de acuerdo. Aguantamos la falta de información hasta que Aníbal Calix, Ricardo Mena, Fátima y Luis se fueron a Estados Unidos sin informar a la bancada. Volvieron del viaje y esos logros exitosos de ellos, al día de hoy, no los conocemos”.

Manzanas podridas

Sobre la ocasión en que Salvador Nasralla se refirió a ella y otros diputados disidentes como manzanas podridas, expresa que “Fue indignante esa opinión de él sobre nosotros. Nos dolió porque en el Congreso yo lo único que recibo es mi sueldo y el subsidio de 50 mil lempiras que liquidamos. Nos dolió y nos envenenó que nos haya descalificado”.

Indica que el malestar fue tan grande, que entre los 10 diputados decidimos elegir a un jefe y subjefe, don Jaime Villegas y Ana Fortín. “Hicimos conferencia de prensa y democráticamente, la mayoría los elegimos a ellos”, asegura.

Lea También: La guerra entre Marlene Alvarenga y Nasralla llega a los tribunales, ella lo acusa hasta de aborrecer las mujeres

Caminó con las antorchas

La congresista confirma que sí acompañó en su momento las marchas de las antorchas, pero ahora opina que la solución a los problemas no pasa por estar pidiendo la cabeza del presidente. Asimismo, apunta que en esas marchas anda gente de todo tipo, “aunque un 40 por ciento de ellos no quiere saber nada de los partidos políticos y el otro 60 por ciento está militando en los partidos políticos”.

De lo del IHSS, ¿qué es lo que considera más grave?

Responde que: “la muerte de esas mujeres y esas pastillas de harina de las cuales, muchas nunca entraron al almacén, aun siendo pagadas por el gobierno; además de que gente ligada al Partido Nacional robara dinero a través de esas empresas fantasma para írselo a gastar con prostitutas, a beber, a mujerear, a jugar. Dilapidaron millones en clubes nocturnos y la gente muriéndose por falta de atención en el Seguro Social. Por un pasaje aéreo se pagó un millón de lempiras y se gastaron un millón en una sola noche de parranda. Para mí, el Presidente Hernández tiene que entregar hasta el último involucrado, aunque sea de su partido y que ninguno quede fuera del alcance de la ley”, subraya.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Davivienda
El Milagro
Abracemos a honduras