Nacionales Reportajes Titulares

CASO SIN RESOLVER: Extorsión acechó voz transportista hasta apagarla a disparos

Extorsión acechó voz transportista hasta apagarla

El gremio de los transportistas continúa siendo el más acechado por el flagelo de la criminalidad que encuentra cobijo en la total impunidad.

“No es posible que se nos estén matando como a perros, somos los que más temprano nos levantamos, a las tres de la mañana, y los últimos en acostarnos”, han gritado en varias ocasiones miles de transportistas que se la juegan en carne propia con la muerte.

En la mayoría de los casos es ‘doña extorsión’, prima hermana de la ‘calaca’ (la muerte), quien los persigue y en muchos casos, como el de Carlos Andonie, (69 años), reconocido transportista, los arrebata para siempre.

Lea También: Asesinan a transportista frente al estadio Olímpico de San Pedro Sula

Andonie, era dueño de buses, uno de los principales voceros de este gremio, y meses antes de su muerte, ocurrida el 10 de marzo de 2015, denunció que no aguantaba los constantes cobros extorsivos.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Asesinato de modelos, un modelo de impunidad con marca del crimen organizado

El asesinato del empresario, que impactó y todavía duele a sus familiares y amigos, que exigen que no quede en la impunidad, lamentablemente no fue el primero ni el último asestado al gremio transportista.

Extorsión acechó voz transportista hasta apagarla

La escena criminal de conductores y dirigentes de este gremio es marcada y reiterativa. Algunos llevan toda una vida viviendo de este oficio, dejan hijos, esposas, padres y hermanos a la deriva.

La muerte de Andonie terminó de evidenciar la brutal inseguridad que viven los transportistas en el país porque siendo él, una persona menos vulnerable a la de los conductores y ayudantes, lamentablemente no escapó de este flagelo que genera grandes ganancias oscuras manchadas de sangre.

Extorsión acechó voz transportista hasta apagarla

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Militares masacraron a siete campesinos de El Jute y vivieron impunes

Los hechos:

Carlos Andonie fue ultimado a tiros a la altura del barrio Paz Barahona de la ciudad de San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

Un hombre a bordo de una motocicleta fue el sicario que le arrebató la vida, dijo en primera instancia un jefe policial.

El sicario llegó donde el reconocido empresario, quien se encontraba en las afueras de un taller de mecánica porque le estaban reparando unos buses, y le disparó en cinco ocasiones.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: El cerro más alto de Honduras se convirtió en la pesadilla de montañista desaparecida

Andonie corrió tras sufrir el ataque pero cayó desplomado a causa de las mortales heridas.

Extorsión acechó voz transportista hasta apagarla

El cuerpo de la víctima quedó tendido en el suelo a la par de un busito, con tres balazos en la cabeza y dos en el pecho.

Miembros del rubro del transporte calificaron al occiso como un luchador del gremio y una persona muy trabajadora.

El argumento más fuerte fue la extorsión, debido a que él mismo denunció que estaba siendo víctima de este delito.

Agréganos a Whatsapp