coronavirus
Internacional

Caso insólito: justo en su funeral descubren que estaba vivo

coronavirus

La familia reclama justicia y apunta contra el hospital donde lo dieron por muerto inicialmente.

Familiares piden justicia

Pese a darse cuenta que estaba con vida, el joven finalmente falleció a los pocos minutos.

Los familiares de Watson Franklin Mandujano Doroteo, en Tingo María, Perú, reclamaron justicia para el joven de 24 años que fue dado como muerto cuando, en realidad, estaba sedado tras ingerir medicamentos, informó un diario local.

Según denunciaron los familiares, fueron los médicos del Hospital de Contingencia de Tingo María quienes lo dieron equivocadamente como fallecido.

Mandujano Doroteo había sido derivado desde un centro médico de Aguaytía después de presentar fiebre y escalofríos tras pasar por una endodoncia en una clínica dental. En el hospital, finalmente, lo declararon muerto.

Mientras lo velaban, algunos de los presentes observaron que el joven de 24 años aún respiraba, por lo que llamaron a un médico para confirmar lo que ocurría.

Los familiares de Mandujano sostienen que el joven habría estado sedado debido a los medicamentos que le fueron recetados para combatir convulsiones por la práctica dental.

Lea También: Trump rechaza a refugiados de 11 países

Trasfondo del caso

La catalepsia es un trastorno nervioso central caracterizado por la inmovilidad y la rigidez muscular, junto con una disminución de la sensibilidad al dolor. También se percibe a la catalepsia como un estado biológico en el cual la persona yace inmóvil, en aparente muerte y sin signos vitales, cuando en realidad se encuentra viva en un estado que podría ser consciente o inconsciente.

La catalepsia es un síntoma de una serie de trastornos, incluyendo la enfermedad de Parkinson, la epilepsia, la esquizofrenia, la abstinencia de cocaína, etc.

La gravedad radica en que la persona puede ser sepultada estando aún con vida y despertar en cualquier momento. Normalmente puede llegar a durar tres días, en los cuales la persona en estado de muerte aparente podría ser enterrada y despertar ya dentro del ataúd. En casos menos frecuentes pueden ser incluso años de catalepsia.

 

 

 

Abracemos a honduras
coronavirus