Internacional

Cae en Colombia capo del Clan del Golfo que tenía nexos en Honduras

Juan Carlos Cuestas Clan del Golfo
Partido Partido IP poder del amor

Juan Carlos Cuestas, alias “Gordo Rufla”, fue capturado tras el esfuerzo conjunto entre autoridades colombianas y el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

La detención del miembro del Clan del Golfo tuvo lugar en una zona exclusiva del municipio de Montería, en la zona noroccidental de Colombia, donde se hallaba realizando operativos para el trasiego de drogas al interior del país sudamericano.

Lea También: FF.AA destruyen narcolaboratorio de hoja de coca en Colón

Una orden de captura con fines de extradición había sido emitida en su contra por el Distrito Medio de la Florida, según declaró el general José Vargas, director de la Policía Nacional de Colombia.

“Hasta el momento […] hemos rastreado bienes por más de 80 mil millones de pesos (casi 500 millones de lempiras): droguerías, ferreterías, apartamentos, casas [y] vehículos”, dijo Vargas en un comunicado.

Las autoridades indican que, gracias a los nexos de Cuestas con organizaciones criminales de Honduras, Costa Rica, Panamá y México, este tenía una capacidad de enviar diez toneladas mensuales de droga a Estados Unidos.

El capo llamó especialmente la atención de las autoridades por su corta edad (29 años), sus gustos lujosos y una tendencia a la santería. Las fuerzas del orden tienen evidencias de que realizaba rezos antes de enviar cada cargamento.

Clan del Golfo en Honduras

Alexander Montoya Úsuga
Alexander Montoya Úsuga, alias “El Flaco”, fue capturado en Honduras en 2012.

La organización criminal colombiana (que no debe confundirse con el Cartel del Golfo, de México) nació como una facción mafiosa de las guerrillas de ultraderecha, y desde su creación ha tenido puesta su vista en Centroamérica.

El 17 de julio de 2012, autoridades hondureñas capturaron en La Ceiba a Alexánder Montoya Úsuga, alias “El Flaco”, miembro del cartel y primo de Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, su principal líder y actualmente el tercer hombre más buscado de la DEA.

Montoya Úsuga fue extraditado a Colombia el mismo año y a su vez fue enviado a Estados Unidos en junio de 2021, por delitos relacionados al narcotráfico.

Las autoridades hondureñas y colombianas lograron la incautación de 1.448 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

Además, en mayo de este año también se logró la incautación a miembros del Clan de tonelada y media de clorhidrato de cocaína en el municipio de Limón, departamento de Colón, tras una operación de la Armada de Colombia y la Policía Nacional de Honduras.

Cablecolor Cablecolor
El Milagro