Deporte Internacional

Cádiz es un equipo invencible de visita, pero flojo de local

Boxi

El Cádiz de Anthony “Choco” Lozano gana nuevamente de visitante con goles de Negredo y Salvi Sanchez, y dormirá compartiendo liderato a la espera de los resultados de mañana.

Dicen que para ganar una liga, en cualquier parte del mundo es necesario hacer del estadio un fortín, ya que los puntos en casa son vitales, sin embargo esa regla no va hoy con el Cádiz.

Los azul crema, continúan su paso de victorias fuera del Estadio Carranza(estadio del Cádiz), donde no han ganado ningún partido de la temporada actual.

Le puede interesar: ¿Neymar fue a la boda de su ex? Aquí te contamos la verdad detrás del video

Hoy los “gaditanos” dieron cátedra de efectividad ante un Eibar que se vio impotente en el ataque, y podrán descansar tranquilos sabiendo que son líderes momentáneos de la primera división española.

Lejos de casa, ahí es para el Cádiz, equipo del "Choco" Lozano

Mucho se habla del equipo andalúz del hondureño, que con poco, logra sacar grandes resultados, humillar al Real Madrid primero y ganar al Eibar ahora y con solo dos tiros a puerta, efectividad 100.

Los del equipo vasco(Eibar), jamás se hubieran imaginado esto, luego de ser claros dominadores de la primera mitad del partido, se fueron al descanso perdiendo.

Los “armeros”(Eibar), jugando en casa eran predominantes en las acciones de ataque, crearon ocasiones de gol, formaron un auténtico muro defensivo, y no fue suficiente contra la efectividad arrolladora del equipo del “Choco”.

Lea también: TREMENDO: Choco Lozano recibe carro de lujo por anotarle al Real Madrid

Dos pérdidas de balón propiciaron el primer gol del partido auspiciado por el espigado delantero español, Negredo, y tan solo tres minutos después Salvi Sánchez la mandaría de nuevo al fondo de las redes.

Para duplicar la devastadora efectividad del Cádiz, en el tercer tiro a portería, “Choco” Lozano ponía el tercer gol en el marcador, sin embargo fue anulado por posición adelantada y se quedaría con las ganas de celebrar su anotación.

Con el pasar de los minutos, creció la ansiedad de los locales, el Cádiz propuso un juego defensivo y no concedía ninguna oportunidad en el segundo tiempo.

Y fiel a la temporada de Halloween, con niebla en el estadio y un dos a cero en el marcador, se aumentó la maldición del Eibar, que con tres derrotas y dos empates no logra ganar en su propio estadio.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Internet cable color
Abracemos a honduras