Nacionales

(VIDEO) ¿Qué es el buque “Gracias a Dios” y cuál es su misión en Honduras?

buque-gracias-a-dios
Partido Partido IP poder del amor

El enorme navío fabricado en Colombia, llegará a las costas de Honduras este 5 de noviembre. Las tierras catrachas serán su hogar para siempre.

Así es el Buque Gracias a Dios, la nueva adquisición de la Fuerza Naval Hondureña.

 

El buque “Gracias a Dios” (bautizado así en honor a ese departamento) es la nueva embarcación de la Fuerza Naval de Honduras (FNH). El barco fue construido en Colombia a solicitud del gobierno hondureño, con el objetivo principal de brindar ayuda humanitaria a miles de compatriotas en zonas inhóspitas y marginadas del país.

El buque -construido en un tiempo récord de 11 meses- fue entregado a Honduras el pasado 29 de septiembre y ya navega en alta mar rumbo a Puerto Cortés, donde arribará este 5 de noviembre.

Lea También: ROATÁN RECIBIRÁ AL MAJESTUOSO SYMPHONY OF THE SEAS: el crucero más grande del mundo

El Gracias a Dios zarpó la tarde del 31 de octubre del astillero en Cartagena de Indias, Colombia con 27 tripulantes a bordo: 16 hondureños y 11 colombianos.

buque-gracias-a-dios-honduras
La tripulación hondureña del Gracias a Dios.

Este es un buque multifuncional, por lo que entre sus misiones prioritarias estará el traslado de víveres, combustibles y maquinaria, entre otras cosas, a zonas costeras hasta el Cabo de Gracias a Dios.

El navío está dotado con lo último en tecnología y reúne todas las especificaciones para cumplir misiones ininterrumpidas de hasta 45 días en alta mar.

El buque anfibio tiene una enorme compuerta que se abre para permitir el ingreso de automóviles durante el emplayamiento. Es decir, que no necesita llegar a un muelle para cumplir su misión de embarque y desembarque.

En la cubierta de carga hay espacio para transportar hasta 8 contenedores pequeños, de los cuales dos pueden ser refrigerados, permitiendo de esta manera transportar alimentos perecederos.

Además, tiene una lancha de rescate provista de un motor de 15 caballos de fuerza. Asimismo, tiene un sistema de televisión satelital, potentes antenas de radio, antenas de sistema de posicionamiento global (GPS), sirena y un farol de búsqueda.

Lea También: JOYA NATURAL ES: La Mosquitia, tan indomable como atractiva

El interior

El interior del “Gracias a Dios” tiene todo lo necesario para garantizar el buen desempeño de la tripulación. En las cubiertas hay una oficina con computadoras, impresoras y todo el equipo de oficina para almacenar reportes de distribución, entrega y operaciones especiales.

Tiene seis camarotes con dos camas cada uno, closets, baño, escritorio de trabajo y televisión.

Además, hay una cocina provista de una estufa, horno, extractor de humo, licuadora, baño maría y estantes para almacenar utensilios de cocina.

buque-gracias-a-dios-honduras
La sala de máquinas, desde donde se controla toda la embarcación.

Frente la cocina hay un cuarto frío y de productos congelados para mantener alimentos perecederos que permitan cumplir una misión prolongada.

El comedor tiene capacidad para 18 personas y está ubicado exactamente frente a la cocina. Un sistema de teatro en casa fue instalado para que también esta sea una zona social para la tripulación.

Además, el barco tiene un área de hospitalización con cuatro camas ortopédicas y otra área de enfermería con camilla, camilla de transportación área y acuática, maquina esterilizadora y medicamentos suficientes para primeros auxilios y cirugías menores.

El barco también tiene un cuarto de baño con seis duchas, seis inodoros y seis lavamanos. Además, tiene un área de lavandería con dos lavadoras y dos secadoras.

Tiene una bodega de armas, aunque de momento no está previsto que el barco sea usado para labores de seguridad.

Posee un almacén general, una bodega de carga para la transportación de víveres y alimentos secos, un salón multifuncional con sus respectivos lockers, donde pueden dormir 30 personas en hamacas.

En pocos días, Honduras se convertirá en el hogar definitivo de la moderna embarcación.

La fabricación del buque estuvo a cargo de la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval Marítima y Fluvial (Cotecmar).

El proyecto costó 13.5 millones de dólares (más de 300 millones de lempiras) y en él trabajaron cerca de 1.500 obreros, desde ingenieros hasta soldadores, expertos en electricidad y comunicaciones.

El presidente de Cotecmar, Jorge Enrique Carreño, aseguró que la construcción de este buque para Honduras “es un hito en la historia de la industria naval colombiana”.

Los buques de apoyo logístico y de cabotaje son utilizados para misiones humanitarias por su capacidad de carga, potencia, versatilidad y por sus características de diseño que le permiten desplazarse a lugares en donde no hay muelles y solo se puede llegar por vía marítima.

Ayer en su cuenta de Twitter, el presidente Hernández se refirió al arribo del navío al país.

“La Mosquitia no será más parte de la Honduras Olvidada. El buque Gracias a Dios será de ahora en adelante el principal puente humanitario”, aseguró el mandatario.

Cablecolor Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro