Deporte Internacional

Barcelona logra primera victoria ante la ausencia de Messi

Los azulgranas vencieron dos por cero al Inter de Milán y se quedaron con el primer lugar del grupo B.

Sin Leo Messi, el Barcelona demostró que tiene muchas armas para sacar los partidos adelante y con un juego coral y los goles de Rafinha y Alba, uno en cada tiempo, batió al Inter de Milán(2-0) para sumar la tercera victoria consecutiva en la Champions y situarse con un pie y medio en la siguiente ronda.

El conjunto azulgrana jugó sin su estrella y venció al Inter de Milán.

Los de Ernesto Valverde, salvo los diez primeros minutos del segundo tiempo, firmaron un convincente ejercicio, basado en la solidez, la solidaridad y una asfixiante presión que nunca pudo superar el equipo de Spalletti.

Sin Messi, cómodamente instalado hoy en la grada junto con su hijo Thiago, la versión B del Barça ofreció apuntes interesantes como se vio desde el inicio.

Rafinha fue el encargado de ingresar por el argentino y marcó el primer gol de la faena.

La primera parte fue de manual. Como nadie puede hacer de Messi, el técnico pensó en el perfil de Rafinha, un mediocampista con llegada en segunda línea, y el Barça firmó un fútbol armonioso, con mucho control, con toque y que no dio apenas opciones al rival.

El segundo gol del conjunto azulgrana fue obra del velocista, Jordi Alba.

Precisamente Rafinha fue el protagonista de las acciones de mayor peligro. Remató flojo en el 20, no acertó después de una gran combinación con Alba y Luis Suárez en el 28, pero no falló a la tercera.Inició una conducción en el 32, cedió el balón sobre Suárez convertido en interior derecho y el centro perfecto del uruguayo lo remató sin dejarla botar Rafinha para el 1-0.

Lea También: Messi demuestra su amor incondicional por la camiseta azulgrana

El Inter salió con otra idea del vestuario. Con Politano por CandrevaSpalletti le dio más presencia a la banda derecha interista, los italianos presionaron con más criterio y el Barça lo pasó mal, pero no fue suficiente para emparejar el compromiso.

Messi estuvo presente en el Camp Nou para disfrutar del partido entregado por sus compañeros.

Ya sin Rafinha, sustituido por Semedo en el 72, ni Arthur por Arturo Vidal, el Barça rehizo su centro del campo buscando más presión y ya no sufrió más, al contrario le penalizó su falta de acierto ante Handanovic hasta que Jordi Alba, en el minuto 83, remató cruzado para decidir el partido (2-0).

Al final el Camp Nou acabó coreando a Leo Messi y espera con confianza el próximo encuentro: el del próximo domingo ante el Real Madrid, uno de los días más grandes de la temporada.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp