Internacional

Australianos esperan hasta nueve horas para realizarse la prueba del COVID-19

variante delta
partido Betty Litro de amor

Los australianos se someten a filas de casi nueve horas para poder realizarse las pruebas de PCR COVID-19, debido a la gran ola de contagios que enfrentan, este miércoles reportó alrededor 65.000 casos y 19 fallecidos.

Las ciudades de Sídney y Melbourne, son las que se encuentran más afectadas por la variante Omicrón, al igual que el resto del país, registra grandes aglomeraciones de personas y vehículos para poder acceder a una prueba gratuita de PCR.

Sin embargo, el resultado de la prueba se demora en cuatro días lo que está causando una enorme indignación en los pobladores.

Lea También:ÓMICRON: el virus con la propagación más rápida de la historia

Por otro lado, al menos unos 80 centros eventuales de test han tenido que cerrar para dedicarse a analizar las muestras.

El primer ministro del país, Scott Morrison expresó que “esta demanda masiva se debe al gran volumen de la variante (Ómicron). Bajo la Delta, era muy, muy diferente. Esto afecta a todos los países del mundo, no sólo a Australia”.

Las autoridades del país recomendaron a los habitantes con síntomas de COVID-19, que se hagan pruebas caseras de antígenos, pero estas están escasas y las empezaron a vender caras, es por ello, que los sectores sociales piden que estas sean gratuitas.

Lea También:Israel reporta primer caso del virus “flurona”; combinación entre gripe y COVID-19

Por su parte, el  presidente de la Asociación Médica Australiana, Omar Khorshid, expresó en un comunicado el aumento de las cifras de casos acumulados, que han pasado de unos 212.000 infecciones el 1 de diciembre a casi 613.000 al día de hoy, y “representan sólo una fracción de las tasas de infección reales”.

 

 

Etiquetas
La hija del E. CC IK