Abracemos A Honduras Nacionales Salud

Amor al prójimo: enfermeras vacunan a personas sin techo

Enfermeras Olanchito Honduras
Copa America Ikal

El personal del Centro Integral de Salud de la colonia 24 de Mayo, en la ciudad de Olanchito, Yoro, ha tomado en sus manos la tarea de vacunar contra el COVID-19 a personas en situación de calle.

El pasado lunes se viralizó en Facebook una imagen en la que Gisela María Castillo, de 42 años y miembro del cuerpo de enfermeras del centro asistencial,  vacunaba a una persona que pedía dinero en la calle.

Castillo contó a Once Noticias que la imagen difundida no corresponde a una acción aislada. Es solo una de muchas que realizan ella y todo el personal del centro de salud en que trabaja.

“A las 7 a. m. del dia domingo [4 de julio], me presenté a trabajar […]. La licenciada Rosa Cruz, enfermera municipal, me preguntó si quería o podía ir a vacunar a la señora que está a la altura de la agencia bancaria, y con mucho gusto le respondí que sí”, relató Castillo.

Además, agradeció a la doctora Mirian Puerto, su compañera de trabajo, pues fue quien puso a disposición su vehículo para llegar al lugar.

La enfermera compartió con Once Noticias una foto de hoy, cuando acudió nuevamente donde la señora para monitorear su proceso de reacción a la vacuna, mientras espera la aplicación de la segunda y última dosis, que se hará el domingo 1 de agosto.

Enfermeras Olanchito Honduras
La auxiliar de enfermería Gissela Castillo visitó a la señora para monitorear su proceso de reacción.

Enfermeras conscientes

Los miembros del centro de salud han asumido la tarea de visitar a múltiples personas de escasos recursos para vacunarlos contra el COVID-19 con la fórmula de Moderna, tanto en la calle o incluso hasta los hogares que han podido localizar.

Respecto a la heroica labor que durante la pandemia realizan ella y todos los profesionales de la salud en Honduras, Castillo declara que no está exenta de preocupaciones.

“No porque tenga temor de contaminarme de covid, si desde que decidimos estudiar Enfermería aceptamos ese reto. Es por el hecho de llegar a casa y poder contaminar a mi hijo de diez años y a mis padres, mayores ya, hipertensos y diabéticos”, señaló.

Enfermeras Olanchito Honduras
Una persona discapacitada es vacunada.

En su opinión, los hondureños deben ser “humanos conscientes”, y es necesario que los trabajadores de la salud, especialmente, sean empáticos al “dolor ajeno” para entender a sus pacientes.

Aclaró que “la mayoría de enfermeras hacemos estas obras, solo que las hacemos en silencio. Hay que tener amor al prójimo, pero sobre todo amor a Dios”.

El altruismo de Castillo no se limita a su entorno laboral. Es miembro del grupo Hilos de Esperanza, que realiza actividades de recaudación de fondos y donaciones a miembros de la comunidad que atraviesan momentos difíciles.

Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro