coronavirus
Internacional

17 personas mueren tras estallar bomba lacrimógena en Caracas

bomba en Caracas
coronavirus

El incidente registrado en el Club Social El Paraísocomenzó cuando un individuo detonó una bomba de gas lacrimógeno en medio de una fiesta para recaudar fondos de graduación.

Diecisiete muertos, ocho de ellos menores, dejó el lanzamiento de una bomba lacrimógena en un club social del oeste de Caracas durante una pelea en una fiesta la madrugada de este sábado, confirmó el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol.

“Se originó una riña en horas de la madrugada y una de las personas involucradas lanzó un artificio lacrimógeno que originó la estampida de más de 500 personas que se encontraban en el club social (…), ocasionando el fallecimiento de 17 personas”, dijo a la televisora estatal Reverol, quien anunció siete detenciones por el caso.

bomba en Caracas

Lea También: Video: Las “PERRERAS” nuevo transporte mortal de los venezolanos

De acuerdo con el periodista Román Camacho, se formó una discusión entre dos personas y uno de los asistentes al club accionó una bomba lacrimógena dentro del sitio.

El efecto del gas lacrimógeno provocó la muerte por asfixia de 17 personas. De esa cifra, fueron identificados Luis Eduardo Barrios Cevedo (46 años), Alexander Castro Jorhgen(19 años), Roniel Luis Guerra Alfonso (19 años) y Marcos Javier Altuve Valenzuela (18 años).

Al informar los detalles del suceso, el Ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Néstor Reverol, anunció que el Cuerpo de Investigaciones Penales, Científicas y Criminalísticas (CICPC) junto a la Guardia Nacional Bolivariana, cuyos efectivos se hicieron presentes en el lugar poco después, organizaron el traslado de las víctimas a centros asistenciales, y detuvieron a siete personas, incluyendo a un menor de edad, como presuntos responsables de la explosión del artefacto. No se informó sobre el nombre del autor material.

La corrupción de los cuerpos policiales en Venezuela ha ido generando, con el paso de los años, un tráfico de materiales de armas de fuego, y últimamente de bombas lacrimógenas, que han ido a parar a manos de civiles en zonas populares y marginales de la ciudad.

 

Abracemos a honduras
coronavirus