Internacional

GALERÍA: Las FUGAS más famosas de la historia

Podemos pensar que una cárcel es siempre un lugar “bajo el control” de la Ley, pero el orden puede desaparecer por completo cuando el ánimo de los reclusos se caldea.

Lea También: CAPTURAN a “EL VIC” operador financiero de los hijos de “EL CHAPO”

Las cárceles son creadas para impedir que los criminales estén en las calles cometiendo sus fechorías, pero estos prisioneros tal parece que nacieron para romper las reglas.

Estas son las fugas de prisión más famosas e impactantes de la Historia:

El túnel  y el infierno de las ratas 1864

En 1864 se dio una de las más famosas y exitosas fugas de presos, durante la Guerra Civil Americana. La prisión de Libby se decía que era la más segura de todas a las que se destinaban los presos de guerra, hasta el día en que un grupo de 15 soldados de la Unión, dirigidos por el Coronel Thomas E. Rose y el general Hamilton, construyeron un túnel desde el sótano de la prisión hasta un terreno situado fuera de la cárcel. Esto no fue una tarea fácil, ya que el sótano de esta misión era muy oscuro e infectado de bichos, conocido por sus reclusos como el “infierno de las ratas”. 17 días después de empezar a construir el túnel, se vió la luz, y 109 soldados consiguieron huir a la ciudad de Richmond. 48 soldados fueron recapturados, pero 59 llegaron a la seguridad del ejército federal.


Con Pistola de Madera y en el coche del sheriff  1933 -1934

John   Dillinger 1933 y 1934 trajo de cabeza a la policía estadounidense, pues logró robar con su banda casi un millón de dólares en estados como Ohio e Indiana.

En 1934 su temperamento le jugó una mala pasada cuando acabó con la vida de un agente de la ley que trataba de capturarle. Aquel crimen permitió que le capturasen y que, tras ser condenado a sentencia de muerte, fuese enviado a la cárcel de Crown Point. Allí, Dillinger protagonizo una de las fugas más famosas de la historia. Concretamente, la realizó tallando una pistola en un trozo de madera que luego tiñó de negro. Con ella amenazo a las guardias y logró escapar de la prisión. Curiosamente, la rocambolesca situación no acabó en ese punto, pues huyó en el coche del Sheriff. La fuga entró en los libros de historia como una de las más famosas de la época. Con todo, la alegría le duró poco, pues a finales de 1934- este ratero fue asesinado por varios agentes del FBI cuando salía de ver una película en el cine.


Sacerdote salta de la torre en Londres (1957)

John Gerard, era un sacerdote jesuita que después de escribir a simpatizantes católicos y de insertar pistas secretas en cada carta escondidas con una tinta invisible de su propia invención, el clérigo se abrió paso a través de las piedras alrededor de la puerta de su celda, se escabulló sorteando a los guardias del corredor, y alcanzó un alto muro que daba al foso de la Torre. Abajo, un bote de remos lo esperaba en la oscuridad. El remero le lanzó una cuerda, misma que ató a un cañón cercano y, al escuchar la señal proveniente del otro extremo de que había sido atada al otro lado del foso, se deslizó hacia la libertad. Nunca fue capturado


Los genios de las cucharas en Alcatraz 1962

Una de los grandes misterios de la Historia se relaciona, a su vez, con una fuga que se sucedió en la prisión de alcatraz. Y es que, en aquel año se encontraban presos en la isla tres reos que pasarían a la historia. Estos eran Frank Lee Morris (un delincuente común) y los hermanos Clarence y John Anglin (entre rejas por robar unos 15.000 dólares).

Para llevar a cabo su plan, los tres presos cavaron durante meses un túnel en una de sus celdas utilizando tan solo cucharas. Aunque hay que señalar que se aprovecharon del hecho de que el hormigón estaba sumamente dañado por la humedad, lo cierto es que el trabajo debió ser arduo. Posteriormente, el 11 de junio, dejaron en sus respectivas camas una máscara humana realizada con periódicos, pintura y pelo que había sacado de la barbería e iniciaron su camino hacia la libertad. Algunos afirman que lograron escapar, mientras que otros creen que se ahogaron debido a las corrientes.


Poder de convencimiento (atrápame si puedes) 1971

Frank Abagnale es el famoso estafador que interpretó Leonardo DiCaprio en atrápame si puedes, Condenado por fraude bancario, suplantación de pilotos, maestros, médicos, e incluso abogados, utilizaba técnicas extravagantes que no se le ocurrirían ni como guionista de dibujos animados. Pero tal vez la más absolutamente ridícula de sus estafas fue la que realizó para escaparse de la cárcel.

Después de ser condenado a 12 años, Abagnale tuvo la fantástica suerte en 1971, cuando al US Marsal transportándolo, se le olvidaron los documentos de compromiso de detención. Lo que permitió que Abagnale tuviera algo de margen para convencer sutilmente los guardias de que él era en realidad un inspector de prisión encubierto haciéndose pasar por un preso. Él llamó a una amiga, Jean Sebring, que se hizo pasar por una escritora de una revista independiente haciendo una exposición sobre las cárceles y utilizó esa oportunidad para conseguir la tarjeta de visita de un inspector de la prisión.


En la riqueza, en la pobreza, en la calle o en la cárcel 1986

Nadine Vaujour estaba tan decidida a sacar a su marido de la cárcel  que tomó lecciones de vuelo, sólo para el escape. Su marido, Michel Vaujour, estaba cumpliendo una larga condena por intento de asesinato y robo a mano armada.

En mayo de 1986, el Chicago Tribune informó, que Michel Vaujour se abrió paso hacia el techo de la prisión manejando nectarinas que fueron pintadas para parecer granadas. Su esposa luego lo recogió en un helicóptero y lo llevó a un lejano campo de fútbol, ​​donde desembarcaron y huyeron. Pero su suerte pronto se agotó.

Nadine Vaujour fue descubierta y detenida en el suroeste de Francia, y Michel murió finalmente de un disparo en la cabeza durante el fallido atraco a un banco.


Desnutrición como aliada 2012

Una noche de 2012, el maestro de yoga Choi esperó a que los oficiales se durmiesen antes de escapar por la bandeja rectangular de los alimentos de la puerta de su celda. Para poder comprender mejor este dato, tengamos en cuenta que Choi medía 1’60 y pesaba 50 kilos. La ranura de la bandeja de alimentos era de aproximadamente 45 centímetros de ancho y 15 centímetros de alto. Choi se frotó la piel con una pomada para ayudar al deslizamiento entre las barras. Funcionó, y así él corrió hacia la libertad. Nunca estar al borde de la desnutrición fue tan útil.

Lea También: ¿Dónde están todos los millones de El Chapo?

El Rey de las fugas 2001, 2003 y 2007

Pascal Payet cumplía 30 años por asesinato en la cárcel de Luynes cuando escapó con un helicóptero por primera vez en 2001. Estuvo prófugo seis años, durante los cuales organizó la fuga de tres de sus ex compañeros de cárcel, todas vía helicóptero en 2003. Eventualmente fue capturado y encarcelado en Grasse, una cárcel de alta seguridad en el sur de Francia. Payet escapó a la libertad nuevamente en julio de 2007, en un helicóptero Squirrel secuestrado junto con su piloto en Cannes, media hora antes. La nave aterrizó en el techo de la penitenciaría, desde donde tres hombres armados iniciaron la búsqueda de Payet. Sorprendentemente, ha habido diez fugas en helicóptero exitosas de las cárceles francesas en los últimos 20 años, las cuales Pascal Payet ha estado implicado en 5.


Julio de 2009. México: 17 adolescentes en Tijuana

Los jóvenes salieron de la cárcel raspar una pared y lograr hacer un hoyo con una barra de metal durante la noche. Los muchachos estaban acusados de trabajar como sicarios para carteles de la droga. Tras la huida, la policía mexicana lanzó una búsqueda para recapturar a los evadidos, pero solo detuvieron a dos.


 2013. Paraguay: Evasión en una vis a vis

Dos narcos y otros cuatro presos huyeron de la prisión de Concepción aprovechando la hora de visitas en la que se encontraban acompañados por prostitutas. Los seis salieron de sus módulos armados y lograron escaparse con un rehén que luego asesinaron. La fuga se inició durante la tarde y, tras disparar contra un guardia, huyeron con una camioneta que les esperaba fuera.


Enero de 2014. Colombia: La fuga de Los Urabeños

Seis miembros de la banda de narcotraficantes Los Urabeños consiguieron fugarse en enero de 2014 de la cárcel colombiana de El Pedregal, en Medellín.  Utilizaron unos documentos falsos en los que se les concedía libertad inmediata. Los presos salieron por la puerta principal de la cárcel. El episodio fue tan insólito que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó destituir al director del centro penitenciario.


Septiembre de 2010. México: Una escalera en el muro de la prisión

85 reos, la mayoría miembros de organizaciones de narcos, se fugaron del penal de Reynosa, cerca de la frontera con Estados Unidos, escalando el muro de la prisión. Usaron una escalera. Dos de los vigilantes de la cárcel huyeron juntos a los presos. En 2010 otros 41 presos por delitos de drogas se fugaron de otro centro penitenciario mexicano, en Matamoros, para irse hacia EE UU.


Diciembre de 2010. México: Huida masiva por la puerta de atrás

Unos 50 presos del penal de Tamaulipas se escabulleron usando la puerta por donde entraban los vehículos a la cárcel. El episodio ocurrió durante la madrugada y, tras conocerse la noticia, el propio director de la prisión se dio a la fuga. Tamaulipas es uno de los Estados más violentos de México y que se disputan dos cárteles rivales, Los Zetas y el Cártel del Golfo.


Fuga al estilo Hollywood  2015

Así planearon la fuga.

Guzmán escapó a través de un túnel que contaba con un complejo sistema de iluminación y ventilación, de casi 1,5 km de largo.

El túnel conectaba una de las duchas del penal con una casa en construcción en las afueras de la cárcel de máxima seguridad de Altipano. El pasadizo tenía 50 cm de ancho y 1,70 metros de alto.

Para la confección del túnel se contó con la colaboración de dos motocicletas, para facilitar el traslado y las excavaciones dentro de la construcción.

Tras su fuga, el “Chapo” Guzmán pasó a ser no solo la persona más buscada en México, sino que además se convirtió en el criminal con la más alta recompensa en la historia de ese país.

Tras permanecer prófugo durante varios meses, finalmente fue recapturado el pasado 8 de enero. El operativo fue realizado por la Marina mexicana en la localidad de Los Mochis, en Sinaloa. Dejó oficiales heridos. En el procedimiento se secuestraron 8 armas largas, un arma corta, y un tubo lanzacohetes con dos cargas, según un comunicado oficial de la Marina.

La operación para recapturar al narcotraficante mexicano Joaquín “el Chapo” Guzmán involucró también a la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) y a funcionarios del sistema penitenciario estadounidense.

Guzmán ya había escapado anteriormente de otra prisión mexicana, en el año 2001.


Ni por el título de más seguras o más aisladas que se le a las cárceles, evitaran que sus huéspedes usen toda su ingenialidad para tratar de burlarlas. El tiempo no es problema y al parecer casi todos los que han planeado mesuradamente el escape, lo han logrado exitosamente, ya sea por su ingenio o por las fallas que éstas presenten.

Encuesta

Publicidad