Nacionales

EXPEDIENTE CRIMINAL 02: “Banda Los Espinoza”

Luego del exitoso primer capítulo de Expedientes Criminales, transmitido por Canal 11, te presentamos el episodio número dos: la temible banda de “Los Espinoza”.

El segundo capítulo de Expedientes Criminales, nos reveló como una disputa de tierras entre las familias Espinoza y Soto, en la aldea El Tablón, del municipio de San Luis, Comayagua, en 2010, da origen a una temible banda.

A continuación te explicaremos cuál fue el origen de la temible banda de “Los Espinoza”.

Estos son los puntos más importantes:

1- El origen del “mal”.

En el 2010 las familias Espinoza y Soto, comienzan a trabajar juntos en la comunidad de El Tablón. Los Espinoza eran “mozos” de las propiedades de los Soto.

Sin embargo, los Soto le enseñaron a los Espinoza, a cometer crímenes.

Los Soto, se dedicaban a robar en la comunidad y compartieron sus artimañas con los Espinoza.

Ambas familias comenzaron a robar café a otros productores en el sector y así comenzaron a ser hermanos en el crimen.

2- Declaración de guerra.

Luego de ser muy unidas ambas familias, se da un hecho inusual, una integrante de los Espinoza se enamoró de uno de los Soto y comenzó un romance al cual se oponían ya que las familias eran de diferentes clases sociales.

Cuando todo marchaba de lo mejor entre ambas familias, se dio el rumor que la hermanita de los Espinoza sufre violencia doméstica por parte de su ahora esposo Carlos Soto.

“Pero entre cielo y tierra no hay nada oculto” El hermano mayor Geronimo Espinoza, se dio cuenta de lo que sufría su hermana al lado de Soto. por lo que fue a reclamarle.

Pero ahí no terminaría todo, los Soto sacaron a disparos a los Espinoza de su propiedad ya que no soportarían que un empleado llegara a discutirle.

Luego del bochornoso hecho, estos volvieron cargados de violencia y odio en contra de los Soto e incendiaron su casa y los sacaron a balazos de su propiedad, después de esto el lugar no volvería a ser igual ya que daba comienzo a una nueva banda criminal.

Ahora los Espinoza, serían el nuevo terror de la aldea El Tablón, del municipio de San Luis, Comayagua.

3- Comienza el poderío de los Espinoza.

Luego de sacar a los Soto, casi corriendo de sus propiedades, los Espinoza quedaron con propiedades y armas de sus antiguos jefes.

Para lograr mantener su poderío en la zona es que los Espinoza comienzan a ejecutar varias acciones delictivas con la finalidad de agenciarse de fondos económicos para la compra de armas de fuego.

De igual manera empiezan el reclutamiento de nuevos miembros con formación militar, tomando en consideración que dos de la familia Espinoza ya tenían esa misma formación, y de esta manera formar al resto de los miembros para perpetrar varios hechos delictivos.

El jefe de la banda, según las autoridades policiales, es Santos Isabel Espinoza Baires “Chavelo”.

4- Los Espinoza se vuelven poderosos en su zona.

Los criminales tienen su centro de operaciones en las aldeas Las Delicias, San Rafael, El Tablón, El Portillo, El Playón y Anizales 1 y 2, municipio de San Luis, entre otras, donde se dedicaron a cometer una serie de fechorías.

Entre sus principales actividades delictivas, según la Policía, están el robo de vehículos, asaltos a carros repartidores, la apropiación indebida de fincas de café y terrenos, asesinatos, homicidios, extorsiones y violaciones sexuales, entre otras.

A la agrupación delictiva se le atribuye un rosario de muertes, incluidas las de seis policías que cayeron en enfrentamientos armados con sus integrantes en operaciones orientadas a capturarlos.

5- La policía comienza una nueva misión (Acabar con los Espinoza).

El inspector García, llega al lugar con la misión de ponerle fin a la temida banda criminal.

Garcia, mediante informacion proporcionada por los habitantes del lugar identifica a los integrantes de la banda.

El jefe de la banda, según las autoridades policiales, es Santos Isabel Espinoza Baires “Chavelo”, Walter Alexander Espinoza Zúniga el “Militar”, Darvin Rafael Espinoza Zúniga el “Cholo”, Yunia Merary Espinoza Zúniga y Santos Priscila Espinoza Zúniga.

Luego de identificar los integrantes, el siguiente punto será ubicar a los Espinoza, analizarlos y crear un plan efectivo para erradicarlos. Pero esto no se podrá dar mientras no cuenten con el elemento más importante, la información proporcionada por la población.

Sin embargo en el mes de diciembre del 2012, los Espinoza continúan haciendo de las suyas sin que la Policía Nacional, logre dar con su ubicación.

5- La población del lugar es clave para hacer caer el imperio de los Espinoza.

La policía recibe información precisa por parte de la población y es como el profesor Rafael Guerrero, dio puntos claves de como capturar a los integrantes de la banda.

Guerrero se “enmontaño” junto a la policía nacional para lograr ubicar a los Espinoza.

Rafael Guerrero, expresó sentir un compromiso como ciudadano hondureño ya que él conocía el lugar y podría brindar información con la cual la policía no contaba.

Pero hacer caer este imperio no sería nada fácil ya que los Espinoza son muy astutos y la policía no la tendría fácil.

5- Un familiar podría hacer caer a los Espinoza.

Luego de tanto daño provocado por la banda en el pueblo, un familiar sería la pieza faltante para ponerle fin a este “mal”.

El informante dio los pormenores de la banda y así es como las autoridades “comienzan a respirarles en la nuca” a los Espinoza.

Ubicados y con sus movimientos calculados la policía, realizó un enfrentamiento armado el 20 de febrero del 2014 entre integrantes de unidades especiales de la Policía Nacional y miembros de la banda criminal “Los Espinoza”, donde cayó abatido a balazos José Gerónimo Espinoza Zúniga (23), alias el Chombo, indicado por las autoridades como líder del grupo de forajidos que ha sembrado el terror en varios municipios de este departamento.

Espinoza Zúniga salió de una cueva ubicada en la aldea La Laguna, del municipio de San Luis, Comayagua, y se enfrentó a los miembros de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas y agentes de unidades especiales.

En el acto fue alcanzado por los disparos que lo desplomaron hasta dejarlo sin vida.

El “Chombo” era considerado como uno de los principales cabecillas de la banda Los Espinoza, este tenía en su poder armas de grueso calibre, entre ellas un fusil AK-47 con un dispositivo adaptado con mira telescópica y una pistola calibre nueve milímetros.

A causa del intercambio de disparos, un agente de la Policía Nacional resultó herido en la pierna izquierda, por lo que fue trasladado a un centro asistencial de Comayagua.

Policía confirma muerte.

El comisionado Ramón Antonio Sabillón Pineda, director de la Policía Nacional, explicó que en el marco de la Operación Morazán que ejecuta la Fuerza de Seguridad Institucional (Fusina) cayó abatido uno de los principales jefes de la peligrosa banda, cuya mentalidad es “morirse antes de entregarse”.

“Estamos ante una situación atípica de lo que es el crimen organizado, porque estas personas tienen un lema que dice ‘aquí nací, aquí crecí y aquí voy a morir’, que es una determinación de no dejarse capturar jamás”, dijo Sabillón Pineda.

El jefe policial manifestó que la agrupación tiene “una metodología con tácticas especiales de guerra, porque varios son militares de baja con algún entrenamiento”.

“Esta banda usa armas con calidad desproporcional al Estado. ¿Por qué digo esto? Porque el AK-47 tiene un poder destructivo, mediante una acción puede disparar treinta proyectiles por minuto y en relación con el calibre 7.62, lo que indica que hay una potencia destructora de cada proyectil”, prosiguió el funcionario.

Además de eso, consideró que las armas, por su rapidez, pueden entablar un poder de combate más fuerte que las armas de la Policía Nacional, ya que estas son “tiro a tiro”. “En esta acción atípica se ve una zona ocupada porque actúa un grupo distinto a lo que de manera común conocemos como crimen organizado y tienen características de una guerrilla”, enfatizó Sabillón Pineda.

Las autoridades policiales, a través de diversas acciones con fines de parar los hechos delictivos de la banda, han logrado capturar y enviar a los centros penales a varios de los integrantes de la banda, entre ellos Rafael Escobar Flores, alias Lin, Marvin Eliú Bueso, Rony Espinoza Soler, José Alberto Espinoza Bueso, Kelvin Alonso Cruz Soler y Denis Alexander Bueso Flores.

Con medidas cautelares permanecen Juan Antonio Soler Suazo, Elías Redondo Caballero, Faustino Caballero Bonilla, Frangí Rodimiro Bueso Amaya (hijo) y Rodimiro Bueso Amaya (padre).

También en la lista de los miembros que han fallecido se encuentran María Espinoza Zúniga, José Ronulfo Espinoza Zúniga, Inmer Cristino Espinoza Zúniga, Pedro Celestino Espinoza Baires “Cacaste”, y Santos Isabel Espinoza Rojas. También han muerto de manera sangrienta, en enfrentamientos, Alex Mauricio Espinoza Zúniga y el último, José Jerónimo Zúniga “Chombo”.

Luego de leer este impactante capítulo de Expediente Criminales, te invitamos a ver el próximo caso el domingo a las 8:00 pm por Canal 11, un canal de R-MEDIA.

Encuesta

Publicidad