Internacional Titulares

¡INCREÍBLE! Avión se estrella en montaña rocosa y todos a bordo sobreviven

El avión cayó a unos 2.000 pies de altura sobre un terreno rocoso cerca de Ketchikan, un centro de viajes turísticos popular en Alaska.

Un pequeño avión turbohélice con once personas a bordo se estrelló la mañana del pasado martes en la isla Prince of Wales (Príncipe de Gales), en el sur de Alaska.

Los diez pasajeros y el piloto, milagrosamente sobrevivieron. “Todas las personas a bordo de un avión que se estrelló el martes han sido rescatadas en terreno montañoso”, dijeron las autoridades.

Los helicópteros de la Guardia Costera localizaron la zona del siniestro a unos 2.000 pies de altura en Mount Jumbo, a 64 kilómetros al sudoeste de Ketchikan, y rescataron al piloto y a los pasajeros para ser atendidos por lesiones leves.

“Esto podría haber sido malo”, dijo el suboficial de la Guardia Costera de Estados Unidos, Charly Hengen.

“Afortunadamente, fue un buen resultado. Aunque estas personas sufrieron algunas lesiones, estamos muy agradecidos de que todos estén vivos y de que pudimos llegar rápidamente incluso con las condiciones climáticas”, añadió.

avión se estrella en Alaska
Los pasajeros fueron trasladados en helicóptero al hospital

El vuelo chárter, que despegó de Steamboat Bay Fishing Lodge, fue operado por Taquan Air, con sede en Ketchikan.

Taquan suspendió todos sus vuelos el martes y dijo en un comunicado que “está cooperando plenamente con la NTSB, la FAA y otras autoridades para examinar cada aspecto de este evento”.

El tenaz piloto ha sido identificado por los policías del Estado de Alaska como Mike Hodgins, de 72 años, según informaron agencias de noticias.

Hodgins activó el transmisor de localización de emergencia del avión poco después del accidente, que transmitió una señal de socorro a los agentes del Estado de Alaska, que a su vez se puso en contacto con la Guardia Costera.

Lea También: Fatídico accidente de avión deja cinco personas muertas en Savannah

Los vuelos turísticos y chárter son comunes en Alaska, un estado que depende en gran medida de los taxis aéreos y los aviones de cercanías para trasladar a los residentes y a los viajeros hacia y desde áreas de difícil acceso.

El avión, un hidroavión de Havilland DHC-3T Turbine Otter, es similar a uno que se estrelló contra una roca cerca de Ella Lake en el Monumento Nacional Misty Fiords al noreste de Ketchikan, Alaska, en 2015.

En este accidente murieron nueve personas. Los investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte atribuyeron el accidente a la desorientación del piloto en tiempo nublado.

Publicidad

Agréganos a WhatsApp

CLICK EN EL BOTON DE ABAJO DESDE TU CELULAR